Cuando conducimos un vehículo, no solo debemos tener cuidado al circular, sino incluso cuando estamos detenidos. Una de esas ocasiones es al estar estacionados y nos aprestamos a descender del auto. Algunas veces usamos el retrovisor y otras no.
Pero es importante tener cuidado porque un gesto imprudente puede ocasionar la caída a alguien que se moviliza en bicicleta, un golpe a un peatón o incluso podemos impactar con otro automotor, lo que también provocará daños al nuestro. Motores – El Universo.com