<![CDATA[

La pandemia que enfrenta el mundo en la actualidad magnificó la necesidad de la digitalización de las empresas. El distanciamiento laboral forzó un cambio en la organización tanto en oficinas como en los centros manufactureros.

Los retos que las compañías han enfrentado durante la contingencia sanitaria actual y los que enfrentarán en la llamada nueva normalidad, derivó en un empoderamiento tecnológico. Mientras que en los corporativos se ha adoptado el homeoffice, en las fábricas será vital flexibilizar y digitalizar los procesos para monitorear e inspeccionar, de manera remota, las máquinas del sitio. Roland Busch, Deputy CEO de Siemens AG, consideró que la pandemia ha impulsado ciertas tendencias como la digitalización y la automatización de las compañías, puesto que las soluciones remotas han permitido que todo siga funcionando a pesar de la crisis. “Otro cambio que veremos en el futuro es la resiliencia de la cadena de producción, lo que será un reto para las economías”, expuso el ejecutivo durante su participación virtual desde Alemania, en el Industrial Transformation México (ITM)2020, organizado por Siemens. La pandemia demostró que las cadenas de suministro son vulnerables —añadió— por ello, deben ser pensadas de una manera diferente. “En el futuro, la compra y fabricación de una sola fuente ya no será el enfoque estándar. En cambio, veremos más producción local, en la que la distribución de mercancías sea más cercana al cliente”. En la conferencia titulada “Tecnología, Personas, Mentalidad – Transformando el funcionamiento de las industrias”, Roland Busch explicó que las fábricas han tenido que acelerar su paso a la digitalización y automatización. Estas herramientas juegan un papel importante para mantener las cadenas productivas.

En el contexto actual, la resiliencia de la cadena de producción será vital para la reactivación económica. Por ello, el nuevo desafió será romper con los esquemas tradicionales de las manufactureras y sus líneas de suministro. “La pandemia nos demostró que nuestras cadenas de suministro son vulnerables y por ello, tenemos que pensarlas de una manera diferente”, dijo Busch. También señaló que es necesario evolucionar el enfoque con que se adoptan la tecnología. En la actualidad se piensa en innovaciones que permitan la conexión de colaboradores y consumidores. Esta visión debe cambiar y poner foco en soluciones que generar un impacto en las industrias y sus infraestructuras.

]]> Expansión MX