El carro del francés terminó en llamas al inicio de la carrera.