<![CDATA[

La industria de las tecnologías y los servicios móviles generaron 7% del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina en 2019, según el nuevo reporte de la organización dedicada a la implementación y promoción del sistema de telefonía móvil GSMA. Esto significa que el sector contribuyó con 421,000 millones de dólares a la economía regional, una cifra superior a los 260,000 millones de dólares generados en 2018, cuando aportó 5% al PIB. En el reporte ‘La Economía Digital en América Latina’, la GSMA explica que la contribución de la industria en 2019 superó sus expectativas, ya que tenían proyectado que ese porcentaje se lograra cuatro años más tarde.

“Para 2023, la contribución de los dispositivos móviles a la economía latinoamericana alcanzará un poco más de 300,00 millones de dólares, a medida que los países se beneficien de las mejoras en la productividad y la eficiencia gracias al aumento en la adopción de servicios móviles”, mencionaba la organización al cierre de 2019. Pero en el nuevo reporte se habla de que el ecosistema ha crecido ante el aumento de necesidad de conectividad de los usuarios, lo que implica una mayor inversión de los operadores móviles y los proveedores de infraestructura. “El sector móvil juega un papel importante en la región, tal y como se ha visto reflejado en 2020, cuando además de brindar una conectividad extremadamente necesaria durante la pandemia, trabajó junto a negocios y gobiernos en iniciativas para aliviar el impacto del covid-19 causado en los ciudadanos (…) los actores de la industria han apoyado a los sectores más vulnerables y, a su vez, contribuyeron a los esfuerzos de recuperación económica”, se lee en el nuevo documento.

El covid-19 vence a los operadores

La pandemia del covid-19 tuvo un impacto importante en el rendimiento financiero de la industria móvil en 2020, lo que se reflejó principalmente en los ingresos de los operadores. De acuerdo con GSMA, el año pasado experimentaron un crecimiento de 0.6%, un porcentaje significativamente menor al registrado en 2019 que fue de 5.5%. En México, al igual que en los países de América Latina, el aislamiento y el cierre de tiendas provocó una disminución en el gasto de los consumidores. En nuestro país, fue el segundo semestre de 2020 cuando los ingresos móviles cayeron. Sin embargo, se recuperaron entre julio y septiembre. “La caída se debió a las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia, entonces cuando hubo un levantamiento parcial de éstas, la industria móvil se recuperó”, explicó Gonzalo Rojón, senior partner de la consultora The CIU. Respecto a los tres operadores móviles más grandes del país, Jesús Romo, director de Telconomía, mencionó que los ingresos obtenidos por Telcel en el tercer trimestre de 2020 fueron 25.4% mayores a los del segundo, los de AT&T fueron 44.2% más altos y los de Telefónica 7% superiores.

Los usuarios seguirán creciendo

Para los expertos de GSMA, los estragos provocados por la pandemia van a disminuir debido al aumento de la penetración de servicios móviles. La organización estima que para 2025 más de 80 millones de personas comenzarán a usar internet móvil, tres cuartas partes de ellas vendrán de Brasil, México, Colombia, Argentina y Perú. La expansión de 4G y el desarrollo de 5G también traerán nuevas oportunidades para la economía digital. En el nuevo reporte se prevé que para 2022 haya en la región 15 millones de conexiones móviles a redes de quinta generación, y para 2025 existirán alrededor de 50 millones de usuarios. Esto significaría un incremento de inversión por parte de las empresas. Se estima que su gasto en redes 5G, que fue de 26% en 2020, llegue hasta 84% en 2025. “El mercado móvil de la región alcanzará varios hitos importantes en los próximos cinco años, logros que serán respaldados por las inversiones continuas de los operadores en la infraestructura de la red. A pesar de la incertidumbre económica causada por la pandemia, los operadores de la región seguirán invirtiendo”, concluyeron desde la GSMA.

]]> Expansión MX