Texto y fotos de Jerónimo Chemes

En 2019, me tocó probar algunos autos chinos que ya se venden en la Argentina, entre los cuales estaba la sorprendente Haval H2 (leer crítica). Vengo siguiendo la evolución de las automotrices chinas en general desde hace tiempo y anticipando lo que creo sin dudas será un tsunami que va a suceder en la industria de autos a nivel global. No hablo de Argentina, país raro si los hay, hablo a nivel mundial global.

-¿Que sabemos desde siempre?
-Que los chinos son aproximadamente 1.400 millones de habitantes. Es decir, un montón de montones de personas, todas en un mismo lugar, por lo cual su mercado no es grande: es directamente inconmensurable. Pero el gran dato es que, de esos 1.400 millones, sólo el 25% tiene ingresos para demandar “lujos” como vivienda, internet y autos. El resto vive en una pobreza muy fuerte. El tema es que, al ser tantos, ese 25% son 350 millones de personas. El plan del (cuestionable) gobierno chino es cada 10 años sacar al 10% de su población de la pobreza y convertirlos en “clase media” demandante. Es decir, de funcionar el plan, cada 10 años se agregarían al mercado 140 millones de consumidores: tres Argentina completas. Estas cifras hacen que la demanda de todo tipo de productos sea inagotable, por lo cual lo que sea que fabriquen, tiene que ser a escala planetaria, porque nada alcanza. Esto incluye a la industria automotriz.

-¿Qué sabemos ahora?
-Todos sabíamos que los chinos iban a aprender a hacer autos. Ahora sabemos que están aprendiendo a la velocidad de la luz. Lo que sabíamos que iba a ocurrir y calculábamos en 10 o 15 años, sucede en dos o a lo sumo cinco. La velocidad con la que crece su mercado interno es impresionante, pero lo que es aún más interesante es que sus productos pegan saltos tan gigantes, en tan poco tiempo, que quedan en condiciones de ser exportados a todo el mundo. Y, donde llegan, empiezan a comerse de a poco a la industria local, que no puede hacer mucho para competir.

La industria china tiene la capacidad de hacer cosas básicas, incómodas y feas, pero recontra aguantadoras (como los camioncitos de reparto), pero también cosas de una calidad que “te caés de cola”.

El tema es que, el costo de manufactura en China, es tan pero tan bajo que pueden lograr una gran calidad de producción con un costo muy inferior al de otros países. No hay planta automotriz en el mundo que pueda competir en escala y costos.

Sindicalistas de todo el mundo, sepan que lo que ustedes llaman “proteger a los afiliados” es un camino que podría terminar con sus puestos de trabajo, porque ya hoy (no “dentro de un tiempo” o “mas adelante”), los chinos lo hacen mucho mejor y más barato.

Un ejemplo es la nueva Haval H6 (2021). Se lanzó a la venta en enero pasado y es una SUV para el Segmento D (mediano). Pero, en la práctica, competirá en precio con muchas rivales del Segmento C (compacto).

Tiene un precio de venta al público de 39.900 dólares. Con ese valor ganan plata: El vendedor del concesionario. El concesionario. El transportista en Argentina. El importador. La Aduana con el 35% extrazona. El Estado con la locura de impuestos que le carga, incluido el “impuesto al lujo”. El barco que la trae. El transportista de China al puerto. Y Great Wall, que es quien la fabrica.

Ahora, ¿qué tan buena es la nueva H6, sabiendo que la H2 de 2019 ya tenía una calidad sorprendente? ¿Tus dólares te pueden comprar algo mejor de este tipo?

Y por último, todos nos “escandalizamos” porque Ford le compra la Territory a JMC y la vende con su marca en Argentina. Autoblog la probó y dijo que era el mejor auto chino que se vende en Argentina, aunque no sea un Ford (leer crítica). Yo la usé y, más allá de gustos -no soy fan de las SUV libido killers-, realmente sorprende la calidad y el espacio interior.

A pesar de su precio desde 41.600 dólares no es nada barato, la realidad es que la Territory ya es uno de los autos chinos más vendidos en la Argentina, gracias a la mayor presencia de la marca Ford y su red de concesionarios. ¿Si esta Haval H6 se vendiera bajo una marca “conocida” en nuestro país, sería un éxito rotundo?

La crítica completa se publicará la semana que viene.

J.Ch.

***

La Haval H6 (2021) tiene un precio de lista de 39.900 dólares. Ver equipamiento y ficha técnica.

La crítica completa se publicará la semana que viene.

ARGENTINA AUTOBLOG