<![CDATA[

Ernesto Rubio del Cueto, uno de los mexicanos más respetados y reconocidos en numerosos organismos empresariales e instituciones públicas descentralizadas, falleció este fin de semana a los 84 años. Licenciado en Derecho por la UNAM en 1960, con el apoyo de una beca otorgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México concluyó sus estudios de Postgrado en la Harvard Law School. Además, era Doctor “Honoris Causa” de la Academia Mexicana de Derecho Internacional y miembro de su Consejo de Honor. A lo largo de su carrera, tuvo una destacada participación como representante del sector privado en importantes organismos públicos descentralizados, como Nacional Financiera, el Banco de México, el Banco de Comercio Exterior y el Infonavit, entre un largo etcétera. También fue miembro del Consejo Técnico del IMSS durante 15 años, donde impulsó el desarrollo de las Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE) y estuvo entre los fundadores de la Afore XXI.

Experto en Derecho y en Comercio Exterior, en 1979 fundó el Despacho de Abogados Carral, Rubio del Cueto, y es fundador de Grupo Estrategia Política, especialista en asesoría en asuntos legislativos. Ha fungido como único representante empresarial en las negociaciones de incorporación de México en 1985 al GATT —el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio, preludio del TLCAN— y fue miembro del Grupo Asesor de Alto Nivel Empresarial Pacific Business Forum en los años de 1995 y 1996, y del APEC Business Advisory Council en 1997 y 1998. También ha sido presidente de la Comisión de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales de la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana entre 1985 y 1991, y ha representado a México en múltiples misiones comerciales y de negocios, participando regularmente en el World Economic Forum. En el ámbito empresarial enfocó su experiencia en el sector salud: fue fundador del Patronato del Instituto Nacional de Medicina Genómica, presidente en México del Consejo de la empresa canadiense de productos para la salud ocular Bausch & Lomb, y también tuvo este cargo dentro del holding sueco Axel Johnson y en la Fundación Mexicana para la Salud (FunSalud). Por otro lado, fue vicepresidente de Cemex y miembro del Consejo Editorial de diarios como Reforma, El Economista y Excelsior. Su labor como consejero no termina ahí, pues participó también en el de Afore XXI Banorte, Fundación UNAM y el Hospital General de México. Por último, recibió numerosas condecoraciones: era Ciudadano Honorario de las ciudades de Indianápolis, Atlanta y Sacramento; en el año 2000, obtuvo el Doctorado Honoris Causa otorgado por la Academia Mexicana de Derecho Internacional; y en 2003 recibió el Máster de Oro del Foro de Alta Dirección de España. Según un comunicado enviado por la familia, «en los últimos cinco Gobiernos Constitucionales hizo en forma directa o indirecta las propuestas necesarias para la formulación del Plan Nacional de Desarrollo y los Programas Sectoriales y de facto ha contribuido al desarrollo de las políticas de Estado en los últimos 27 años».

]]> Expansión MX