Siguen los estragos del nuevo coronavirus.