Se impuso en el Gran Premio de Eifel y se consolida como el mejor de la temporada.