El piloto británico, además, quiere acercarse al título de la Fórmula 1.