Se convirtió en el piloto con más podios en la historia.