El campeón mundial y líder de la F1 consiguió la victoria en el Gran Premio de Inglaterra.