jose giraldo de american airlines los pasajeros buscan destinos como <![CDATA[

Hablar de crecimiento es un lujo que pocas aerolíneas pueden darse en este momento, pero, en México, este es el caso de American Airlines. “En este momento, la capacidad que estamos ofreciendo en el mercado se está acercando a la que teníamos antes de la pandemia”, afirma José María Giraldo, director regional de la aerolínea en México, Centroamérica, Colombia y Ecuador. En el país, American Airlines –como la mayoría de las compañías estadounidenses– no ha cesado vuelos en ningún momento de la pandemia. El dominio de las líneas aéreas del país vecino del segmento internacional en México ha sido constante, pero, a partir de la pandemia, cobró más fuerza. Mientras entre enero y septiembre de 2019 concentraban un promedio de 44% de este mercado, en el mismo periodo de 2020 su participación se disparó a una media de 55%. En este contexto, American Airlines quiere incrementar su presencia en el país sumando dos nuevos destinos hacia México, con la mira puesta, específicamente, en destinos de playa claves en Quintana Roo –donde el Consejo de Promoción Turística del estado espera un 20% más de vuelos en fin de año desde Estados Unidos– y en Baja California, donde aprovechará los vuelos de corta distancia.

Expansión: Aun en el peor momento de la crisis, American Airlines no dejó de operar en el mercado mexicano, ¿por qué decidió la aerolínea mantener sus vuelos en el país? José María Giraldo: Al igual que todas las aerolíneas, se presentó una reducción en la demanda con una afectación inicial muy fuerte en el tráfico de descanso, pero vimos también lo que eran las necesidades de los pasajeros locales, de trabajo y, para poder mantener vivos los negocios y esa conectividad, se tomó la decisión de mantener las operaciones a todas las ciudades donde estamos operando en el país. En este momento, la capacidad que estamos ofreciendo en el mercado se está acercando a la que teníamos antes de la pandemia, sobre todo, en los destinos de playa, como Cancún, Cozumel, Puerto Vallarta y Los Cabos, ciudades en las que con mayor velocidad ha regresado la capacidad, e, incluso, para este final de año estamos contemplando en algunas ciudades no solo tener la misma capacidad del año pasado, sino incluso un poco más de esa oferta, dada la demanda. En Cancún tenemos incluso a partir del 17 de diciembre, nuevas rutas desde Estados Unidos operando desde Columbus, Ohio, e Indianápolis, Kansas City y St. Louis en adición a rutas que ya tenemos desde Nueva York, Miami, Phoenix y Dallas. El 17 de diciembre inauguramos dos nuevas rutas en el país, incorporando nuestros destinos 25 y 26, que son La Paz y Loreto, en Baja California, dos ciudades que vamos a empezar a operar con vuelos desde Phoenix y Dallas. E: ¿Qué están observando en su análisis de mercado? ¿Qué les dice que esta demanda se mantendrá para seguir incrementando sus planes de vuelo en el país? JMG: Los pasajeros están buscando destinos que ofrezcan las características que tiene México con sus playas, y que sean relativamente cercanos a su país de origen. Desde Estados Unidos a México, podemos hablar de un promedio de vuelo de no más de tres horas. Los protocolos de bioseguridad que han manejado los aeropuertos y la política que tenemos en la empresa también han hecho que sea un destino que las personas ven con agrado.

E: ¿Cómo considera que se diferenciará la recuperación entre México y Estados Unidos, en comparación con otros mercados internacionales? JMG: Los lazos que existen entre México y Estados Unidos son muy fuertes, y no solamente estamos hablando de pasajeros que vienen por motivos de descanso o de vacaciones, sino que el tráfico étnico y local es muy fuerte. La manera en como se han logrado mantener abiertas las fronteras y los protocolos que se han venido siguiendo hacen que se haya podido mantener este flujo de pasajeros. Esto lo vemos en muchas zonas cercanas a Estados Unidos, como Centroamérica y el Caribe. Y sí hay otras rutas internacionales que tomarán mucho más tiempo en recuperarse, lo que nosotros llamamos de long hall, rutas europeas y asiáticas, que tienen una mayor afectación. E: ¿Hay alguna previsión de cómo va a cerrar 2020 la aerolínea, en cuestión de número de pasajeros respecto a las cifras del año pasado? JMG: La proyección que tenemos en este momento es que vamos a estar de un 30 a 35% por debajo del año pasado. Pero si comparamos enero y febrero de 2019 contra 2020, cuando todavía la situación era normal, veníamos teniendo un crecimiento importante al inicio del año. Todo esto que estamos previendo para el cierre del año, planeamos mantenerlo para los primeros meses de 2021. Seguimos convencidos de que este mercado va a seguir fortaleciéndose y que, en la medida en que todos sigamos aportando para ser disciplinados en los controles sanitarios, vamos a poder seguir mirando con optimismo. E: A nivel estructural, ¿considera que la industria aérea tendrá algún cambio a largo plazo, algo que llegó para quedarse a partir de la pandemia? JMG: Creo que cada vez que tenemos un hecho de tanta relevancia, como ha sido esta pandemia, se generan cambios importantes de comportamiento: las medidas sanitarias que se toman y de seguridad, estoy seguro de que habrá muchas que no van a ser temporales. A nivel negocios, debemos estar siempre abiertos al cambio, enfrentar las cosas de manera muy positivas, ser muy flexibles y mirar cómo vamos haciendo cambios. Vamos a ser una aerolínea de menor tamaño en número de aviones, eso es claro, después de que pusimos en tierra definitivamente aviones como los 767 y los 757 o los Embraer 190. Estamos hablando de más de 100 aviones que quedaron en tierra, pero, a su vez, también de ir con los equipos que tenemos, con algunos aviones que ya estaban llegando, y lo que esperamos que sea una próxima entrada del MAX nuevamente al servicio a final de año.

]]> Expansión MX