<![CDATA[

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) atribuyeron a las centrales renovables el apagón masivo que ayer lunes dejó sin servicio a cerca de 10.5 millones de usuarios del servicio eléctrico. La empresa eléctrica nacional informó que la falla en el sistema se originó tras un incendio en el municipio de Padilla, Tamaulipas, que se extendió por alrededor de 30 hectáreas la tarde de ayer lunes y que orilló a la salida de una de las líneas de transmisión, que a su vez generó la salida de cuatro más.

Pese a que el incendio generó las primeras fallas, de acuerdo con la versión oficial, representantes de la CFE y el Cenace aseguraron que el apagón nacional se generó debido a una supuesta inestabilidad en el sistema originado por una alta participación de las centrales renovables y que no permitió al Cenace manejar el sistema de manera óptima. Ayer lunes –un día en el que la demanda de energía se registró por debajo del promedio- las energías renovables alcanzaron una participación de 28.1% por encima del rango usual. La alta penetración de las renovables, dijeron esta tarde en conferencia de prensa, impidieron una resolución efectiva del evento fortuito. “Una falla normal que se puede atender de una manera tradicional se exacerba y se va a condiciones extremas”, dijo Mario Morales Vielmas, director general de intermediación de contratos legados. Pese a que la CFE sostiene que el incendio fue la primera causa del apagón, el registro de este evento fue a las 15:00 horas y la salida de la primera línea de transmisión a las 14:27 horas. La administración federal ha emprendido una batalla en contra de las centrales eléctricas renovables, a las que acusa de quitar confiabilidad al sistema eléctrico nacional, después de que el sexenio pasado se otorgaron muchos permisos para generación solar y eólica. “En este evento hemos observado que se perdió la confiabilidad del sistema interconectado nacional, lo cual derivó en un problema del sistema eléctrico en su conjunto”, dijo Carlos Meléndez, director del Cenace, en conferencia de prensa.

En los siguientes cuatro años, de acuerdo con el Cenace, la integración de las renovables en un escenario de demanda mínimo –como el que se presenta en invierno– será de alrededor de 50%. Lo que, de acuerdo con la administración federal, podría traer inestabilidad al sistema. En mayo pasado, la Secretaría de Energía publicó una nueva política de confiabilidad del sistema eléctrico nacional que proponía, entre otras cosas, aumentar la participación de las centrales eléctricas que funcionan mediante combustibles fósiles –mayoritariamente propiedad de la CFE– y disminuir la generación de energía renovable por considerar que aportan inestabilidad al sistema. Hasta ahora, la política ha sido frenada por juzgados en competencia. Pero esta tarde, en conferencia de prensa, los responsables de CFE y Cenace abrieron la puerta a sumar nuevas medidas para limitar la generación renovable. Los especialistas del sector aseguran que no existe relación entre el evento fortuito y la alta suma de generación renovable que es subida al sistema y ven más probabilidades en que la falla se debe a la falta de inversión en las líneas de transmisión, una actividad que es totalmente absorbida por la CFE. “La administración renunció a todas las herramientas de planeación del sistema y no están agregando licitaciones para garantizar la red ante la entrada de más renovables”, dijo uno de los especialistas.

]]> Expansión MX