<![CDATA[

La pandemia cambio la forma de socializar. Con el confinamiento, las plataformas de envío de flores han acelerado su crecimiento y también ampliaron su oferta de productos para convertirse en un aparador de regalos para toda ocasión. Como ocurrió con el comercio electrónico, que tuvo un crecimiento exponencial durante la contingencia, las tiendas de regalos en línea lograron subirse al tren y metieron el acelerador a su desarrollo tecnológico, mientras enfrentaron el desafío de responder de forma inmediata a los cambios para mantener su negocio. Jesús Martínez Larralde, fundador y director general de Enviaflores.com, cuenta que hace un año, al inicio de la pandemia, el panorama era de incertidumbre. Sin embargo, la empresa tuvo que alistarse y ponerse en “modo 10 de mayo”, es decir, aumentar su capacidad para hacer entregas tanto en productos como en logística ante la demanda de regalos, pero también de arreglos florales por condolencias, y esto impulsó que sus transacciones en 2020 crecieran cerca de 200%.

El directivo cuenta en entrevista con Expansión que en estos meses de confinamiento aumentaron entre 5 y 10 veces el número de entregas, de acuerdo con las zonas de operación. Con este crecimiento, la empresa alista una inversión superior a100 millones de pesos para impulsar el desarrollo de sus 12 centros de distribución. “Definitivamente la pandemia trajo muchísima adopción y esa es la parte importante. Entran muchos clientes nuevos que antes no probaban este tipo de soluciones o plataformas y, si haces un buen trabajo y quedas bien, la persona va a confiar en ti y va a volver a comprar. Se incrementó la base y eso definitivamente nos va a poner en una situación muy diferente después de la pandemia”, dice Martínez. Este paso de enviar flores a través de una tienda digital para abarcar más categorías también lo dio Ximena Muñoz, quien dirige Ximusalab, diseñadora quien obtenía la mayor parte de sus ingresos por la venta de arreglos de flores para eventos de marcas de lujo como Dior o Michael Kors y eventos privados. Además de dar un impulso a su tienda en línea, la microempresaria ha dado paso a la creación y venta de otros productos decorativos para fiestas y hasta cursos de diseño de arreglos florales. La emprendedora añade que, desde el año pasado, hay un gran número de personas que optan por enviar flores porque con las restricciones de movilidad es más complejo adquirir los regalos en tiendas físicas, esto abrió la puerta para fortalecer su catálogo de arreglos florales personalizados y darle más empuje a las ventas a través canales como las redes sociales. “Con la pandemia cada florista parece tener una experiencia diferente. Yo lancé inmediatamente los talleres online un día después del inicio de la pandemia. Ha sido difícil pero es una oportunidad para reinventar el negocio”, declara.

El reto que viene

La Asociación de Internet.mx, en su Estudio sobre Comercio Electrónico en México 2019, informa que el envío de flores, felicitaciones y regalos representó 9% del total de compras por internet. Sin embargo con el impulso generalizado de las compras en línea, esta categoría podría tener un aumento importante. El fundador de Enviaflores.com comenta que es posible que el aumento que experimentó la firma durante el año pasado desacelere en 2021 ante el inicio del desconfinamiento y la flexibilización de las medidas de sana distancia. Pero la oleada de clientes que llegaron con la pandemia permanecerá en los canales digitales y las empresas que envían regalos tendrán que dominar el reto de la logística, “Empezamos bien 2021 y todos hemos visto como la industria se ha desarrollado (…). El reto va a ser quién le ofrecerá a los clientes mejores productos y mejores tiempos de entrega. Esas son las variables que marcan el futuro”, comenta.

]]> Expansión MX