la participacion de la mujer en la cupula empresarial es baja pero poderosa<![CDATA[

En el ranking de Expansión “Los 100 empresarios más importantes de México”, solamente cuatro son mujeres: Laura Diez Barroso, María Aramburuzabala, Blanca Treviñoy Laura Zapata Oscoz La participación es por demás baja, sin embargo en los últimos años estás empresarias han aumentado su poder y su influencia en el mundo de los negocios del país.

Laura Diez, recientemente tomó la presidencia de Grupo Financiero Santander, y aunado al control que lleva de Grupo Aeroportuario del Pacífico -el principal operador de terminales aéreas en México-, las inversiones que lleva a cabo a través de LCA Capital, y el nivel de su fortuna, la ubican como la mujer más poderosa de nuestro top 100 de empresarios. María Aramburuzabala, heredera del emporio cervecero de Grupo Modelo, dueña de Tresalia y accionista de Tory Burch, tiene una fortuna cercana a los 6,000 millones de dólares, que la hacen figurar en el top 10 de los “billonaires” mexicanos. Blanca Treviño, es actualmente la vicepresidenta del Consejo Mexicano de Negocios y su empresa Softtek prácticamente duplicó su tamaño al adquirir recientemente a la española Vector ITC, esto la ha empoderado y ha escalado varias posiciones entre los empresarios más importantes de México. Laura Zapata Oscoz, dueña y dirigente de Envases Universales -empresa de envasado en pet, en aluminio y materiales para conserva de alimentos- que se ha convertido en una de las más grandes del país, con 56 plantas y 7 centros de distribución alrededor de todo el mundo.

En lo que respecta a tener mujeres al mando de empresas, México está muy por debajo del promedio a nivel global, el país reporta la inclusión de la mujer en sus consejos en un 13%, mientras que globalmente se declara su participación en un 31%, de acuerdo con el estudio: “El impacto de los cambios demográficos en la gobernanza y sucesión de la empresa familiar en México” del Instituto de Familias Empresarias del Tecnológico de Monterrey. Si comparamos con años anteriores, la participación de las mujeres en México dentro del sector empresarial ha crecido, pero no es tan robusta como en mercados que están más maduros, como Estados Unidos, en donde la participación es superior. “Hoy en día hay consejos de administración que no cuentan con mujeres, y en caso de que haya, es un número muy reducido, entonces es un área de oportunidad”, comentó Jesús Luna, Socio Líder de Private Enterprise y Empresas Familiares de KPMG en México. Si bien, la participación de las mujeres en México es bajo respecto a la comparación internacional, a nivel internacional también falta mucho por hacer. Para impulsar la equidad de género, algunos países –sobre todo en Europa- han ido estableciendo cuotas (proporción de la cantidad de mujeres respecto al total) de largo plazo de los consejos de administración de las empresas. La implementación de cuotas es un tema sumamente, pero es una puerta que en México no se ha abierto, señala Daniel Aguiñaga, Socio Líder de Gobierno Corporativo de Deloitte. “En nuestro país hay muchas mujeres capaces, lo que debemos hacer es el esfuerzo de identificarlas e involucrarlas en los consejos de administración. Si el 50% del mercado de todas las industrias son mujeres, deberíamos tener a mujeres cuestionando el modelo de negocio de las empresas. Lamentablemente los números no llegan ni al 10% de consejeras en empresas públicas y 4% en consejeras privadas”, agregó el especialista de Deloitte.

]]> Expansión MX