California prohibirá a partir de 2035 la venta de autos nuevos con motores a gasolina o diésel, según una orden del gobernador Gavin Newsom que forma parte de una estrategia para combatir el calentamiento global. «Este es el paso más impactante que nuestro estado puede dar para combatir el cambio climático», dijo el gobernador demócrata en un comunicado en el que destacó que el muy desarrollado sector transporte es responsable de más de la mitad de las emisiones de carbono en este estado, quinta economía mundial. Motores – El Universo.com