los industriales pierden la esperanza de acuerdo fiscal con el gobierno <![CDATA[

Las tensiones entre los empresarios y el gobierno federal crecen a un día de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anuncie un paquete un paquete de emergencia económica para ayudar a las empresas a superar la crisis que dejará el coronavirus Covid-19 en el país.

En las dos últimas semanas las cúpulas empresariales han insistido en la urgencia de apoyos fiscales para mitigar los impactos económicos del paro de actividades no esenciales que inició el 31 de marzo y que se extenderá hasta el 30 de abril con el objetivo de superar la emergencia sanitaria.

“No obstante, el gobierno federal se niega a implementar estímulos fiscales o a impulsar medidas contracíclicas para mitigar los efectos de la recesión, tal y como están realizando la mayoría de los países del mundo”, expresó la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), en un comunicado publicado este sábado.

El organismo, que agrupa a 53,200 empresas industriales en el país, envió la semana pasada una lista de medidas al gobierno federal para mitigar los impactos económicos del paro de actividades.

Entre los apoyos solicitados están la eliminación durante el 2020 de las declaraciones de pagos provisionales de ISR, la deducción del 100% de las erogaciones por sueldos y salarios para la pequeña y mediana industria, la devolución de IVA, la deducción inmediata de inversiones en capital de trabajo, y un crédito de 90 días en el pago de electricidad. Sin embargo, no han obtenido una respuesta favorable.

“El gobierno federal nos está pidiendo hacer lo imposible: pagar el 100% de impuestos y contribuciones teniendo cero ingresos. Nadie está obligado a lo imposible, sin embargo, los afiliados vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos por mantener empleo”, añade.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) recomienda en un comunicado publicado este sábado, previo al anuncio del presidente de México, un “verdadero” plan de reactivación económica para proteger los ingresos de las familias, conservar puestos de trabajo, así como evitar el cierre de pequeñas y medianas empresas. Este plan, dice el organismo, debe contemplar acciones de corto plazo que mitiguen los efectos de la crisis sanitaria y de mediano plazo para comenzar la recuperación del dinamismo económico hacia el final de 2020.

“Es urgente tomar medidas inmediatas y drásticas de reactivación económica. En el caso contrario, nuestro país se encontrará en el peor escenario posible: una economía deprimida y sin solvencia para atender una agenda social transformadora”, prevé el IMCO.

]]> Expansión MX