<![CDATA[

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este jueves que el gobierno mexicano está investigando al gigante Vitol, con sede en Suiza, que recientemente admitió haber pagado millonarios sobornos para retener negocios petroleros en México. La semana pasada la subsidiaria de Vitol en Estados Unidos acordó desembolsar 164 millones de dólares para resolver las investigaciones de la justicia estadounidense que señala que el mayor comerciante independiente de petróleo del mundo pagó más de dos millones de dólares de sobornos en Brasil, Ecuador y México. «Se investiga y, de ser cierto, se castigará a los responsables», dijo López Obrador en su habitual rueda de prensa matutina refiriéndose a Vitol, un socio habitual de la estatal Pemex. «Nosotros no somos tapadera de nadie».

Los sobornos en México, según admitió el comercializador, habrían alcanzado a la administración del presidente López Obrador, que tiene como uno de sus estandartes más importantes la lucha en contra de la corrupción. El pago de cantidades millonarias se habría dado entre 2015 y julio de este año. Tras el escándalo, Petroecuador, empresa pública de hidrocarburos de Ecuador, decidió excluir a Vitol de su lista de proveedores y clientes. En México, sin embargo, no ha habido un anuncio público de Pemex a pesar de las sospechas de irregularidades. En abril de 2018, Pemex lanzó una licitación para importar etano líquido por primera vez a fin de cumplir con un contrato de suministro a una sociedad entre la brasileña Braskem y el local Grupo Idesa. A fines de mayo de ese año, la oferta de 231.3 millones de dólares de la saudí SABIC ganó el concurso para suministrar el hidrocarburo hasta 2020, según el fallo de la licitación al que Reuters tuvo acceso. Pero según reportes de mercado, el trato con SABIC no se llegó a firmar y Pemex se decidió por el segundo postor, Vitol, que pidió 6.3 millones de dólares más por enviarle la misma cantidad de etano a Pemex Etileno, según un acta de la evaluación técnica vista por Reuters.

]]> Expansión MX