mujeres abriendo el camino en el sector automotriz<![CDATA[

Por Manuel Nieblas Socio Líder de la Industria de Manufactura en Deloitte Spanish Latin America Estas mujeres han sobresalido y roto paradigmas en una industria tradicionalmente dirigida por hombres. Ellas han llegado a ocupar posiciones directivas y de gran relevancia dentro del sector automotriz en México, generando importantes cambios. Pero, ¿han sido suficientes sus esfuerzos para impulsar la participación y el desarrollo femenino en esta industria? Conozcamos, brevemente, sus historias:

Mayra González (directora de Ventas Globales en Nissan Motor Company). Después de haber sido presidenta y directora general de Nissan México, entre 2016 y 2019, la mexicana fue designada directora global de Ventas en dicha compañía, en Japón. En 2012, fue la encargada de elaborar “el primer proyecto de la red de distribución local, que significó un aumento de más de 26,000 unidades adicionales vendidas”, durante ese año, de acuerdo con un comunicado de la marca. Claudia Márquez (CEO de Hyundai Motor México). En octubre de 2019, al ser nombrada directora ejecutiva de la marca surcoreana, fue descrita por el CEO de su compañía en Norteamérica como una “experta en el mercado automotriz mexicano” y “una líder hábil que motiva a los equipos y genera crecimiento en ventas y mejora de la rentabilidad”. Maru Escobedo (CEO de BMW México). En julio de 2018, se convirtió en la primera persona de nacionalidad mexicana en estar al frente de la marca alemana en nuestro país. Antes de eso, como directora de MINI México, logró mantener las ventas de la marca en números positivos, a pesar de que la industria automotriz mexicana no pasaba por su mejor momento.

Magdalena López (CEO de Renault México). En 2020, bajo el liderazgo de esta mujer y pese a la contracción que experimentó el sector automotriz a nivel global, la marca francesa logró aumentar su porcentaje de participación en el mercado mexicano (2.56%), gracias a un portafolio de productos alineado a las necesidades del consumidor nacional. Teresa Valladares (CFO de Mazda México). En 2020, tras ser nombrada directora de finanzas de esta empresa japonesa, su capacidad de liderazgo y su visión estratégica hacia el futuro permitieron que la marca ajustara su presupuesto y ganara participación en el mercado mexicano, a pesar de que la industria viviera uno de sus momentos más críticos. Estas historias demuestran el cambio que, en los últimos años, ha experimentado el sector, y que, si bien ha registrado avances importantes, aún presenta grandes espacios de mejora para impulsar la participación femenina, tanto en actividades de fabricación como en la comercialización –en ambas, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las mujeres representan menos de 37% del personal ocupado–. Pero esta situación, que se replica a nivel global, no es el único desafío al que el sector femenino se enfrenta. El estudio Women at the Wheel 2020 de Deloitte señala, además, que cerca de la mitad de las profesionales que trabajan en la industria automotriz (45%) optaría por otro ramo, si estuviera por comenzar su carrera. Para modificar este panorama es necesario, en primera instancia –según el mismo documento–, reconocer la situación y promover, desde los puestos de liderazgo, un cambio en materia de diversidad, inclusión y equidad. Al mismo tiempo, es fundamental que la industria construya una nueva ruta, que apunte hacia el desarrollo y crecimiento profesional de las mujeres. El momento de abrir nuevos caminos es ahora. ¿Estarán dispuestas las compañías automotrices a hacerlo?

]]> Expansión MX