<![CDATA[

Este año será recordado por la pandemia de coronavirus y los efectos que ha tenido en la economía de las personas y en la mayoría de las empresas a nivel mundial: estas han visto mermada gran parte de sus planes y en todas ha reinado una prudencia mayor a la habitual a la hora de decidir dónde y cuándo desembolsar sus inversiones. Naturgy, que hasta 2018 llevaba el nombre de Gas Natural Fenosa, no es la excepción. La firma vio una ralentización en sus proyectos que la llevarán a no cumplir con la cifra de inversión prevista para este año, pero la española ya se prepara para retomar en 2021 su ritmo de crecimiento en el país. En enero, la compañía anunció para este año una inversión por 1,500 millones de pesos para ampliar su infraestructura de distribución de gas natural como parte de un plan estratégico hacia 2022, pero la emergencia sanitaria y los efectos derivados de esta mermaron sus planes a tal grado de que la empresa concluirá el año con una inversión de entre 900 y 1,000 mdp, un 35% menos de lo previsto.

“Durante un periodo de este 2020 se ha tenido mucha más prudencia en la toma de decisiones, más que una cancelación de las cosas. Hubo una mayor prudencia en la toma de decisiones asociadas a inversiones, pero no lo ligaría a una decisión de corte legal o de un corte restrictivo o de una mejor conceptualización de dónde invertir el dinero”, comenta Alejandro Peón Peralta, quien en julio pasado –en plena emergencia sanitaria– tomó las riendas de la compañía en el país y se convirtió en el nuevo director de la empresa en México. La ralentización en las inversiones se debió, principalmente, a una pausa en los permisos –ya que muchos organismos a nivel local y federal suspendieron actividades– y a un crecimiento más lento en los segmentos comercial e industrial, que representan una parte importante del crecimiento de la compañía. Pero la mayoría de los planes principales continuaron, dice Peón. Como la construcción de infraestructura para distribuir a edificios en reconstrucción que se vieron dañados con el sismo de 2017 en la Ciudad de México. A diferencia de otras empresas del sector, como las de venta de combustibles para auto, Naturgy se dedica a una línea de negocio más resiliente y que se vio blindada por el distanciamiento social y la decisión de muchas personas de quedarse en casa. La compañía ha visto una baja de solo 5% en el consumo de gas natural en los hogares, mientras que la disminución en sus clientes industriales y comerciales fue de hasta 35% entre abril y mayo. De manera acumulada, la caída en la venta del combustible durante el año ha sido de 25% y de 15% en sus ingresos. Pero ahora, nueve meses después de que se declaró la emergencia sanitaria en el país, la española prepara de nuevo la cartera para volver al ritmo de años anteriores e igualar en 2021 la inversión que ha desembolsado en otros años. El 2020, difícil para todas las empresas del sector, fue utilizado por la compañía para concentrarse en todas las labores previas al ejercicio de las inversiones, dice Peón. “En estos momentos, ya estamos reactivando y preparando para arrancar un 2021 al ritmo de los años anteriores”, explica el Country Manager. “Tenemos condiciones para llegar a las inversiones de los años pasados. Ya tenemos el recurso previsto, autorizado, con la confianza en que podemos invertir en México del orden de esas cantidades. ¿De qué depende que podamos invertir? Del desarrollo del mercado más que de nosotros mismos. Nosotros estamos preparados para ejecutarlas”. Los recursos para el año próximo, que serán del orden de 1,500 millones de pesos, serán destinados por la española para ampliar su infraestructura de tuberías y estaciones de regulación y medición en sus tres principales mercados del país: Monterrey, el Bajío y Ciudad de México. En esta última, Naturgy quiere aumentar el acceso de gas natural en los hogares, pues hasta ahora aproximadamente siete de cada 10 consumen gas licuado de petróleo. En 2020, las empresas, sobre todo, del sector energético, han enfrentado no solo las condiciones adversas causadas por la pandemia, también un discurso gubernamental más cerrado a la iniciativa privada.Pero esto no genera ruido a Naturgy: “Lo que nosotros tenemos muy claro es que teniendo buena comunicación, haciendo las cosas de forma transparente, siempre en el entorno de la legalidad, el desarrollo de nuestras inversiones puede continuar de forma estable”, señala Peón.

]]> Expansión MX