Cientos de vehículos quedaron cubiertos de ceniza volcánica que expulsó el volcán Sangay el pasado domingo. En ciudades como Guayaquil se observaron autos manchados con este material hasta este jueves. El principal riesgo de que pase mucho tiempo es que se producen daños a la pintura. Motores – El Universo.com