El Lexus ES 300h es una berlina muy refinada de tres volúmenes que tiene una longitud cercana a los 5,0 metros (ver vídeo). Se comercializa en nuestro mercado desde enero de 2019 y se sitúa entre los modelos IS y LS. Desde el pasado mes de febrero, recibe una ligera actualización que se centra, básicamente, en la mejora de su equipamiento. Lo más destacable son los nuevos retrovisores digitales de visión lateral, que ofrecen un campo de visión más amplio, además de otro tipo de ventajas que más adelante comentaremos (ver vídeo).

Una puesta en escena espectacular

Exteriormente, esta nueva gama 2021 no plantea ningún tipo de cambio estético. Bien es cierto que tampoco hacía falta, pues el Lexus ES sigue luciendo un aspecto imponente, muy en la línea que está aplicando la marca en los últimos años. Su imponente frontal, con una parrilla que resulta espectacular, permite que esta berlina brille con luz propia. Ni que decir tiene que, todo el acabado de la carrocería, roza la perfección si nos ceñimos a los ajustes y al acabado de la pintura. Nuestra unidad lucía la tonalidad ‘Titanium’ que, al igual que todas las opcionales, tiene un precio de 1.250 euros. Sólo hay un color que forma parte del equipamiento de serie; el ‘Negro Sólido’ con el código 212. La carrocería está fabricada con acero, acero de alta resistencia y aluminio (ver imagen). Puedes ver todos los detalles de su diseño exterior e interior en esta galería que, actualmente, cuenta con un total de 505 fotografías.

Un entorno muy confortable y relajante

Ya dentro, no hay sorpresas para los que ya conocemos la marca. Uno se encuentra lo que se espera en un Lexus; una atmósfera muy acogedora que aporta un agrado sensorial que ninguna berlina de la categoría es capaz de alcanzar. Todos los materiales son muy agradables al tacto y a la vista, y todas las zonas acolchadas donde apoyamos los brazos nos tratan con mimo. Por su parte, los asientos, son sencillamente espectaculares. Éstos, además, ofrecen un tapizado de piel perforado de primera calidad y unas formas que recogen perfectamente el cuerpo sin que nos sintamos embutidos. Como es de esperar, estos asientos están climatizados y tienen un amplio menú de reglajes eléctricos. Entre ellos, destaca la regulación de la banqueta en longitud (ver imagen 1imagen 2).

El puesto de conducción no admite crítica. Y no lo digo por la infinidad de reglajes del asiento y del volante, sino por lo bien que está diseñado todo para que nos sintamos integrados a los mandos. En este sentido, es fácil encontrar la postura ideal para realizar kilómetros y kilómetros sin que la fatiga haga acto de presencia.

Al igual que los asientos, el volante ofrece un acabado impecable por calidad de fabricación y materiales. El tapizado de piel, que es exquisito, se combina con unas inserciones de madera que vienen a poner la guida a este delicioso pastel. Además, Lexus, con buen criterio, no ha introducido formas extrañas a un elemento que es esencial para la conducción. De este modo, estamos ante un volante completamente redondo que cuenta con un tamaño perfecto. Dentro de su equipamiento, además de los botones que integra, cuenta con reglajes eléctricos (altura y profundidad) y calefacción.

La lógica también se impone en el diseño y ubicación de los mandos. Este Lexus huye de la digitalización para apostar claramente por los mandos físicos que nos permiten gestionar la larga lista de funciones que ofrece el vehículo (es algo que yo particularmente agradezco). Todos los mandos están muy bien distribuidos y ofrecen un tacto preciso y agradable. Menos me ha gustado el mando multifunción que nos facilita el manejo del sistema de infoentretenimiento. El ‘Remote Touch pad’, que así es como lo denomina Lexus, sigue sin convencerme por su imprecisión (ver vídeo). Bien es cierto que resulta sencillo y está tremendamente simplificado, pero no es la mejor solución que tenemos hoy en día en el sector. Lo mismo ocurre con el sistema de infoentretenimiento; es sencillo y tiene todo lo que necesitamos (no tiene funciones superfluas), pero resulta demasiado anticuado si nos atenemos a los sistemas de la competencia. Todo se muestra en una pantalla multifunción de 12,3 pulgadas y excelente resolución.

El cuadro de instrumentos combina indicadores analógicos con otros digitales. La parte virtual varía su diseño en función del modo de conducción elegido.

Si hablamos de mandos, no puedo dejar en el tintero el cambio. Y es que Lexus también se resiste a inventar nuevas soluciones para reemplazar la palanca de cambios de toda la vida, algo que me parece un acierto rotundo, pues en mi opinión la palanca tradicional sigue siendo la mejor solución. La de Lexus es fantástica por tacto, diseño, ubicación y distribución de las posiciones del cambio (ver imagen).

Tecnología nanoe para disfrutar de un habitáculo purificado y sin malos olores

El sistema de climatización está a la altura de lo que se espera en un coche de este nivel (todo se puede gestionar desde unos mandos físicos). Para regular la temperatura, Lexus nos sorprende con una solución muy original que trata de imitar a los clásicos odómetros de hace ya unas décadas (ver imagen). No obstante, lo mejor de la climatización es la tecnología nanoe, una tecnología que purifica el aire y elimina eficazmente los malos olores.

Nanoe son nuevas nanopartículas de agua atomizada electrostáticamente, que mejoran la calidad del aire. Los beneficios van desde ayudar a inhibir ciertos virus, bacterias, moho y alérgenos, pero también a hidratar la piel. Las nanopartículas de agua atomizada electrostáticamente nanoe tiene abundantes HO Radicales. Su eficacia en la inhibición de bacterias depende del número de HO Radicales, generados con un ratio de 480 billones por segundo.

El sistema se ajusta automáticamente al detectar si un asiento está ocupado. Las rejillas se abren si el asiento está ocupado, pero permanecen cerradas si no lo está. El vehículo también detecta la temperatura exterior e interior para determinar la temperatura y el nivel de potencia óptimos para el sistema. En casos extremos, como un caluroso día de verano o durante el invierno, el sistema abre todas las rejillas y, una vez alcanzada la temperatura correcta, cierra las que no se necesitan para ahorrar energía.

Equipo de sonido firmado por Mark Levinson: un regalo para los oídos

El interior supersilencioso del Lexus ES 300h proporciona el entorno perfecto para disfrutar de un sistema de sonido con la máxima calidad, tanto si queremos viajar al ritmo de la estimulante banda sonora de una orquesta sinfónica, como si queremos ir quemando kilómetros con música ambiental de fondo. El ES ha supuesto una oportunidad para Mark Levinson, socio de Lexus especialista en audio de primera categoría, para diseñar un sistema de sonido envolvente premium a medida, que da al oyente la sensación de estar envuelto por la música.

Este sistema de sonido, en el que Mark Levinson lo ha dado todo, equipa un total de 17 altavoces. Catorce de ellos son altavoces Unity de 90 mm, instalados en siete puntos del habitáculo, que trazan una línea desde el cuadro de instrumentos y por encima de los paneles de las puertas, envolviendo con eficacia al conductor y a los pasajeros. La colocación de los altavoces de frecuencia superior y media a la altura de los hombros crea un campo sonoro más puro y natural; lo que se conoce como un escenario acústico. También reduce al mínimo los posibles obstáculos entre el oído del oyente y la fuente del sonido, lo que facilita una calidad de reproducción tonal superior. El sistema cuenta, además, con dos altavoces de graves elípticos de nueve pulgadas en las puertas delanteras y un potente subwoofer de 265 mm –el mayor instalado hasta la fecha en un Lexus de producción– tras los asientos traseros. Además, y por su fuera poco, este equipo también cuenta con ClariFi 2.0, que reproduce sonido con la máxima fidelidad posible al original, particularmente si se trata de música procedente de fuentes de baja calidad, como archivos digitales muy comprimidos.

Viajar en primera clase

En las plazas posteriores, tal y como cabe esperar, también reina el confort. Tenemos unos elementos de equipamiento que nos permiten habitar dicha zona con un bienestar de primer nivel. Dichos ocupantes tienen ante sí conexiones de tipo USB y de 12V (imagen), un acceso al maletero (imagen), cortinas mecánicas en las ventanas de las puertas (imagen 1imagen 2) y otra eléctrica en la luneta posterior (imagen), unos mandos que nos permite desplazar el asiento del acompañante e inclinar el respaldo (imagen 1imagen 2), y un apoyabrazos que integra una serie de mandos para gestionar la climatización, el ajuste eléctrico de los asientos, el equipo de sonido y la cortina posterior (este apoyabrazos también integra dos posavasos). Ni que decir tiene que no hay problemas de espacio y que el nivel de confort es sublime. Quizás, por mejorar lo que ya es muy bueno, hubiera venido muy bien la posibilidad de regular la banqueta en longitud, tal y como ocurre en los asientos delanteros (imagen 1imagen 2).

El maletero, que presenta una capacidad de 454 litros, tiene un portón de apertura y cierre eléctricos, está perfectamente guarnecido y sus formas nos permiten aprovecharlo al máximo, Debajo de la moqueta que cubre el piso, encontramos un molde en el que se encuentran las herramientas y el kit antipinchazos (ver imagen). La moqueta integra este gancho de plástico para que quede sujeta.

Conducción placentera en modo Zen

Llega el momento de pulsar este botón para ponerse en movimiento. Cuando lo hacemos para iniciar la marcha, lo que impera, por encima de todo, es el confort y el refinamiento. Es una experiencia que no se vive en otra berlina equivalente y de un precio superior. Lexus es diferente, es otro mundo.

Tras probarlo todo el tiempo que he podido, lo que más destacaría de este coche cuando llega el turno de conducirlo, es que se trata de una fantástica terapia antiestrés. Además de todos los materiales que nos permiten tener un interior muy acogedor y de todos los elementos de confort que ofrece su equipamiento, este coche dispone de una suspensión magnífica que nos recuerda a la que ofrecían los Citroën de la mejor época (Citroën DS, CX, XM C5 y C6) y un sistema de propulsión tremendamente refinado. En esta berlina, la sensación de paz, bienestar, confort, suavidad y agrado es, sencillamente, sublime. Sin duda, conducir este coche a diario es un placer que ninguna alternativa del mercado es capaz de ofrecer.

Pero además de ser una berlina que apuesta claramente por el confort, es una coche infinitamente más conducible que otros Lexus con cierta veteranía como es el caso del CT. Además de regalarnos un comportamiento dinámico de primera línea, el ES ofrece muy buen tacto de dirección y con unos frenos que se acercan más al tacto de un coche convencional que el de un modelo híbrido. Tampoco quiero olvidar la ligereza que transmite y lo maniobrable que resulta.

Hay que recordar que, el punto de partida para desarrollar este coche, fue la nueva plataforma GA-K. Se trata de un chasis excepcionalmente rígido, que rivaliza con la plataforma de tracción trasera GA-L utilizada para el coupé LC y el sedán LS con respecto a la rigidez torsional. Mediante el uso de acero de alta resistencia de diferentes grados, se redujo el peso en comparación con las plataformas anteriores, mientras que otras mejoras, como un nuevo diseño de la suspensión trasera multibrazo, una dirección asistida eléctrica montada en bastidor y una abrazadera en V detrás del asiento trasero, proporcionaron flexibilidad a los ingenieros para ajustar el nuevo Lexus ES 300h con una nueva precisión.

Concretamente, la dirección, que es deliciosa por el tacto que nos brinda, cuenta con un sistema de dirección asistida eléctrica (EPS). La configuración de la misma coloca el motor auxiliar directamente sobre el bastidor de dirección, lo que aporta una respuesta más precisa al volante. El nuevo diseño también permite un ajuste adicional del volante, con una inclinación adicional de 30 milímetros y un rango telescópico adicional de 40 milímetros.

Tampoco hay que olvidar el nuevo amortiguador con válvula oscilante, que cuenta con una válvula de velocidad ultra lenta, algo sin precedentes en el sector a escala mundial (ver imagen). En términos sencillos, esta innovación garantiza la aplicación de la fuerza de amortiguación oportuna cuando se detecta el más mínimo movimiento en las ruedas y la suspensión del vehículo. El resultado es un funcionamiento confortable y tranquilo, y una gran sensación de estabilidad, tanto al arrancar lentamente como al conducir a velocidad constante por la autopista.

Esto se consigue gracias a la forma en que se controla la circulación del aceite dentro de la nueva disposición de válvulas (ver imagen). Además de una válvula principal, los amortiguadores del ES 300h cuentan con otra de velocidad ultra lenta, que permite que el aceite circule a una velocidad muy reducida; a velocidades de circulación del aceite entre bajas y altas, la válvula principal se abre para suprimir la fuerza de amortiguación y ofrecer así una marcha más suave.

Sistema híbrido de cuarta generación: refinado y eficiente

El Lexus ES 300h está equipado con un nuevo sistema híbrido autorrecargable de cuarta generación, que ofrece una eficiencia excepcional en el consumo de combustible, un rendimiento con respuesta rápida, emisiones mínimas y una suavidad de marcha de primerísimo nivel. Combina un motor de gasolina Atkinson ultra eficiente, de cuatro cilindros y 2,5 litros, con un motor eléctrico más ligero (consultar especificaciones técnicas). La potencia total del sistema es de 218 CV y el consumo de combustible del ciclo combinado es de 4,7 l/100 km (ver registros homologados). Según nuestras mediciones, en carretera, la media se situó sobre los 5,6 litros a los 100 kilómetros, mientras que en ciudad el gasto se solía asentar sobre los 7,0 litros. Excelentes cifras en ambos casos.

El motor de 2,5 litros es completamente nuevo e incorpora una tecnología de combustión rápida que lo convierte en uno de los motores más eficientes térmicamente, en un vehículo de producción en serie. Como resultado, se obtiene más potencia sin aumentar las emisiones o el consumo de combustible. Entre las características que ayudan a lograr unos resultados tan impresionantes, se encuentran unas compuertas de entrada rectas, válvulas de mayor ángulo y asientos de válvula rectificados por láser. También contribuyen a la extraordinaria gestión del calor y la combustión del motor una bomba de aceite de capacidad variable, inyectores de orificios múltiples, VVT-iE en las válvulas de admisión y un sistema de refrigeración variable.

Se ha mejorado la maniobrabilidad general gracias a un ordenador de control del sistema híbrido más sofisticado, que imita mejor la sensación y la entrega de potencia de un motor de gasolina estándar. Hasta la batería híbrida de hidruro de níquel-metal es más compacta, lo que permite su ubicación debajo del asiento trasero, sin interferir en el espacio del maletero.

Diseñado específicamente para trabajar con el motor de 2,5 litros, el nuevo eje transversal utiliza una disposición multieje de los motores eléctricos, en lugar de la configuración coaxial anterior, para reducir la longitud total del conjunto en casi 30 mm. El conjunto de engranajes planetarios tradicional se ha sustituido por un engranaje de eje paralelo y un engranaje multifuncional que incorpora un engranaje anular planetario de potencia dividida, un engranaje de estacionamiento y engranaje de marcha atrás en una unidad compacta.

La batería de níquel-hidruro metálico que impulsa el motor eléctrico se ha trasladado desde el maletero hasta debajo del asiento trasero (ver imagen). Esto ha sido posible gracias a una reducción de 120 mm en la altura de la batería y la adopción de un sistema de refrigeración más compacto. La colocación de la batería debajo del asiento no solo libera espacio en el maletero, sino que también mejora la distribución del peso entre la parte delantera y la parte posterior del nuevo Lexus ES 300h, lo que a su vez mejora la maniobrabilidad.

Todas las versiones del Lexus ES 300h ofrecen un sistema de selección del modo de conducción, que permite al conductor adaptar la configuración del automóvil a las diferentes condiciones de la carretera. Los modelos que no llevan AVS (Suspensión Variable Adaptativa) ofrecen modos Eco, Normal y Sport (se pueden seleccionar desde este mando), mientras que los vehículos equipados con AVS sustituyen el modo Sport por el Sport S, y agregan los modos Sport S+ y Custom.

En el modo Eco, se da prioridad al consumo de combustible, reduciendo la respuesta del motor al acelerador y suprimiendo el uso del sistema de climatización. En los vehículos que no llevan AVS, el modo Sport acelera las respuestas del acelerador, modifica el programa de cambio de transmisión y altera la asistencia a la dirección para aumentar el control, mientras que los vehículos equipados con AVS solo modifican los ajustes de aceleración y transmisión cuando el vehículo se encuentra en el modo Sport S. Para una conducción más deportiva, el modo Sport S+ ajusta los parámetros del acelerador, la transmisión y la dirección, junto con los amortiguadores adaptativos. En el modo Custom, el conductor puede elegir tres programas de motor y transmisión (Eco, Normal y Sport), dos programas de dirección y suspensión (Normal y Sport) y dos programas de climatización (Eco y Normal).

Nuevo acabado Luxury D-View: con retrovisores digitales

Y llega el momento de analizar las novedades de su equipamiento. En este apartado, hay que destacar el nuevo nivel de acabado Luxury D-View, que incorpora unos retrovisores digitales de visión lateral (ver vídeo). Son una gran aportación frente a los espejos retrovisores tradiciones, pues, además de presentarnos un campo de visión más amplio, dispone de un diseño ergonómico que permite comprobar la vista alrededor del vehículo, reduciendo así el movimiento de la cabeza. Los dos monitores en color de 12,7 cm (5”) están situados en la base de los pilares delanteros, justo a la altura de los retrovisores, de manera que están en línea con la visión intuitiva del conductor (ver imagen). Como consecuencia de ello, no es necesario cambiar sustancialmente el movimiento natural para comprobar los retrovisores. Las cámaras están alojadas en unas finas carcasas aerodinámicas que complementan las elegantes líneas del ES y, al ser más pequeñas que unos retrovisores, reducen el ruido del viento y suponen un menor obstáculo a la visión en diagonal hacia delante del conductor (ver imagen).

Estos espejos virtuales cuentan con calefactores integrados para evitar que se forme hielo o vaho, y están colocadas de manera que no puedan quedar tapadas por gotas de agua o copos de nieve. Si es preciso, el conductor puede activar en cualquier momento el anti-vaho mediante un interruptor en el salpicadero para garantizar una imagen clara (ver imagen).

Adicionalmente, el sistema cuenta con un sensor de luminosidad que reduce automáticamente el deslumbramiento de los faros de los vehículos que circulan detrás por la noche, de forma que el conductor puede disfrutar de una imagen trasera mucho más clara (ver imagen).

Cuando activamos los intermitentes o selecciona la marcha atrás, los retrovisores digitales de visión lateral presentan automáticamente una visión ampliada de la zona junto al vehículo y detrás del mismo, eliminando los ángulos muertos y ayudando a maniobrar de forma más segura (ver imagen). En la esquina de la pantalla aparece un icono que nos alerta del cambio de la relación de aspecto (ver imagen). Una vez finalizada la maniobra de giro, cambio de carril o aparcamiento, el sistema vuelve automáticamente a la configuración estándar. Además, podemos pasar a la visión ampliada manualmente, o también desactivar la función. En el momento de estacionar, la pantalla muestra estas líneas de referencia. Cuando circulamos, para calcular mejor la distancia respecto a los coches que está situados detrás, se muestran tres líneas azules para calcular mejor las distancias a la hora de cambiar de carril (ver imagen).

El sistema se puede ajustar mediante unos controles en el panel de la puerta del conductor, similares a los de los retrovisores exteriores convencionales (ver imagen). Mediante el menú se puede acceder a las opciones del sistema, como el brillo y –una característica exclusiva del sistema de Lexus– la retracción automática de las cámaras al estacionar el vehículo. El sistema incorpora asimismo un Control de ángulo muerto. La resolución, que no supone un inconveniente para la seguridad ni para el funcionamiento de los mismos, podía ser algo mejor.

Nuevo acabado Premium: confort y conectividad

Este nuevo nivel de acabado incorpora de serie una pantalla multimedia intuitiva de 31,2 cm (12,3¨) con Lexus Premium Navigation, el Sistema de Detección de Angulo Muerto (BSM) y la Alerta y Freno por tráfico Posterior (RCTAB).

En términos de multimedia, la pantalla multifunción de 12,3 pulgadas puede manejarse mediante comandos de voz o a través del sistema Remote Touch Pad. Su funcionamiento de visualización dividida, permite acceder simultáneamente a varios tipos de información, como la climatización y el sistema Lexus Premium Navigation. Adicionalmente este sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto para que se pueda visualizar y acceder con total facilidad las aplicaciones del Smartphone (en este vídeo puedes ver cómo se empareja).

Con Apple CarPlay/Android Auto, se puede acceder a su teléfono y utilizarlo sin problemas a través de la pantalla multimedia del vehículo. Con unos iconos más grandes en pantalla, una interfaz simplificada y comandos de voz fáciles de usar a través del Asistente de Google o Siri, se reducen al mínimo las distracciones en carretera. Una vez conectado, se puede disfrutar de música mediante aplicaciones como Spotify, Apple Music, enviar mensajes a través de WhatsApp, navegar con Google Maps o Waze.

También destacan otros elementos como el volante calefactado, así como un sensor integrado en la luna delantera que modifica la velocidad del limpiaparabrisas según la intensidad de la lluvia, para que el conductor disponga en todo momento de una buena visibilidad. El ES 300h Premium también está equipado con un descongelador del parabrisas que elimina el hielo en las mañanas más gélidas.

Sus rivales

Más allá de la fiabilidad, algo que en Lexus está más que garantizado, si lo que buscas en una berlina de esta categoría es el máximo refinamiento y confort, este modelo es, en mi opinión, la mejor opción posible que plantea el mercado. En la actualidad, las alternativas que encontramos en la competencia son las siguientes: Audi A6 (comparativa), BMW Serie 5 (comparativa), Jaguar XF (comparativa), Mercedes-Benz Clase E (comparativa) y Volvo S90 (comparativa). Algunas, como el caso del Audi, BMW y Mercedes-Benz, tienen un sistema de propulsión híbrido que, en algunos casos, es más potente que el del Lexus. Pero globalmente, si buscando el refinamiento y la conducción más placentera posible, el ES 300h se postula como la opción más recomendable.

Consigue el mejor precio

Nuestra unidad de pruebas, que estaba asociada al acabado D-View Luxury, se puede adquirir desde 72.200 euros (ver precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado este presupuesto.

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir el nivel de acabado y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Lexus ES con otros modelosver opciones de Km 0.

Ficha de la unidad probada equipada de serie con neumáticos Dunlop SP Sport Maxx 050 235/45 R18 94Y (más información)

Conclusión

Tengo muy claro que, si necesitara una berlina de estas características, el ES 300h sería la elección sin ningún tipo de dudas. A diferencia de cualquiera de sus alternativas, el modelo de Lexus aporta un refinamiento extra que logra marcar una clara ventaja frente a sus rivales. Su sistema de propulsión híbrido, además de incluir importantes ventajas en cuanto al etiquetado ecológico se refiere, nos regala un consumo de carburante muy bajo y un refinamiento mecánico sin igual. En cuanto a equipamiento se refiere, tenemos todo lo necesario para que nuestros desplazamientos sean de primera clase. Por último, los nuevos retrovisores digitales, que son novedad en este coche, reducen la fatiga al conducir y ofrecen mayor seguridad gracias a un campo de visión más amplio y sofisticado.

Noticias anteriores Marca: Lexus

Coches y Concesionarios