Al margen del Twizy, el Twingo es el modelo de menor tamaño que Renault comercializa en España. Esta nueva gama, que se aprovecha de los cambios introducidos en enero de 2019, ahora únicamente se ofrece como vehículo eléctrico.

Su motor eléctrico tiene una potencia de 82 CV y su batería es de 22 kWh. De este modo, el Twingo Electric puede recorrer la ciudad durante toda una semana con una sola carga. Además, su polivalencia de recarga permite recargarlo hasta cuatro veces más rápido que sus competidores en los bornes AC 22 kW, los más habituales presentes en el espacio público.

prueba del renault twingo electric vibesLigeros cambios para ganar en atractivo

A diferencia de la anterior versión, este modelo incorpora mejoras estéticas en la carrocería e interior. Exteriormente, son nuevos los grupos ópticos (los delanteros tienen luz diurna en forma de C), los paragolpes y la gama de llantas. También hay nuevas opciones de personalización, con diferentes adhesivos decorativos y un nuevo color denominado comercialmente como ‘Naranja Valencia’ (cuesta 620 euros y sólo está disponible en la nueva edición limitada ‘Vibes’). Nuestra unidad de pruebas, que estaba asociada a este nuevo nivel de acabado, lucía la tonalidad ‘Blanco Cristal’ (cuesta 220 euros y lo puedes ver en nuestra galería de imágenes).

Para decorar el interior, Renault ofrece varios packs de personalización que definen el color de la banda del salpicadero (ver imagen), de los contornos de los aireadores, de la base de la palanca de velocidades (ver imagen) y de los radios del volante, además del color de la trama de la tapicería.

En cuanto a funcionalidad, esta nueva versión eléctrica ofrece la misma accesibilidad y habitabilidad que las versiones térmicas hasta ahora conocidas. Con sus cinco puertas, su piso plano y su asiento del pasajero delantero totalmente abatible (ver imagen), ofrece por ejemplo 2,31 metros de longitud de carga, un dato, sin duda, excelente. El volumen del maletero, con portón de cierre con tirador, no ha variado y sigue siendo de 240 litros.

prueba del renault twingo electric vibes 1El acceso a su habitáculo de cuatro plazas sigue siendo muy bueno gracias a la amplia boca de acceso, a la apertura de todas las puertas (ver imagen) y a la altura de la carrocería. La posición al volante es más bien elevada y el asiento cuenta con regulación en altura para adaptarnos lo mejor posible a los mandos.

Aún teniendo en cuenta que se trata de un vehículo urbano de pequeñas dimensiones, el puesto de conducción sigue siendo uno de los puntos a mejorar en este coche. En mi caso, tenía poco espacio para el pie derecho y, la imposibilidad de regular la dirección en longitud, me condicionaba ligeramente la posición al volante.

Los asientos, que dan una muy buena sensación de calidad y cuentan con un acabado específico en esta edición limitada, me parecieron demasiado planos, poco ergonómicos y con una banqueta algo corta. No obstante, al ser tan planos, me facilitaban el acceso y la salida del habitáculo, algo a valorar en un coche urbano. Las plazas posteriores cumplen con lo que se espera, ofreciendo una cota bastante generosa en altura.

prueba del renault twingo electric vibes 2El interior del Twingo está muy bien resuelto en cuanto a la disposición de todos los mandos y los diferentes compartimentos . Destaca la pantalla táctil de 7 pulgadas integrada en la consola central y compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Como suele ser habitual en Renault, su multimedia es de las mejores que hay en el mercado. Pese a que en el Twingo se ofrece funcionalidades más básicas, aunque más que suficientes, ofrece navegación integrada y un conjunto de servicios conectados que facilitan su uso, como el seguimiento de la recarga o la planificación del trayecto con los bornes de recarga.

Infinitamente mejor que la versión con motor térmico

El nuevo Twingo eléctrico brinda una conducción mucho más placentera que el anterior modelo equipado con un motor de gasolina. Su motorización eléctrica de 82 CV suministra un par máximo de 160 Nm inmediatamente disponible. Gracias a ello, y a la tracción trasera, el Twingo es un coche muy reactivo que se mueve con una agilidad y rapidez impresionante. Además, gracias a su condición de ‘trasera’, no hay pérdidas de motricidad como ocurre en otros coches eléctricos. En cifras, tiene una aceleración de 0 a 50 km/h se realiza en apenas 4 segundos y una velocidad punta de 135 km/h (consultar prestaciones y especificaciones técnicas).

prueba del renault twingo electric vibes 3Para conseguir una mayor eficiencia, el Twingo dispone de una modalidad de recuperación de energía (ver vídeo). El modo B, que así es como se denomina y que dispone de tres posiciones diferentes, se puede seleccionar a través de la palanca de velocidades. En función de la posición elegida, se puede variar la intensidad de la retención cuando se levanta el pie del acelerador. El reglaje más acentuado, (B3), simplifica la conducción en ciudad al limitar el uso del pedal de freno, aumentando así el confort de conducción. A la inversa, el nivel más fluido (B1), que deja que el coche siga bajo su impulso, prácticamente como si estuviera en rueda libre, es el más indicado para circular por los grandes ejes periurbanos. El nivel intermedio (B2), seleccionado por defecto, produce una deceleración moderada, la más idónea para las situaciones de conducción variadas del día a día.

Autonomía más que suficiente para el día a día

Con su batería de 22 kWh, el Twingo Electric ofrece hasta 270 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP City y 190 kilómetros en el ciclo WLTP Completo. Teniendo en cuenta que los propietarios europeos de miniurbanos recorren de media unos treinta kilómetros al día, esta autonomía permite realizar una semana de trayectos urbanos sin recargar (consultar todos los registros homologados).

prueba del renault twingo electric vibes 4Para consumir menos, disponemos del habitual modo «ECO». Se activa mediante un botón situado en la consola central y permite una autonomía de alrededor de 225 kilómetros en trayectos mixtos. Esto se consigue gracias a una limitación de la aceleración y de la velocidad máxima en vía rápida. Salvo que quieras un nivel de prestaciones extremo, se puede circular con esta modalidad la mayoría del tiempo sin tener la sensación, en ningún caso, de conducir un coche limitado en cuanto a prestaciones se refiere.

Con su cargador inteligente Caméléon patentado por Renault, el Twingo se recarga en casa, en el trabajo o en las infraestructuras públicas a través de corriente alterna (AC) hasta 22 kW. Esta tecnología le permite adaptarse a la potencia disponible de cada borne y sacar la máxima energía en el menor tiempo posible. Twingo Electric se beneficia así de un tiempo de recarga óptimo en cada tipo de borne y se carga hasta cuatro veces más rápido que sus competidores (el cable esta bien sujeto en la parte derecha del maletero sin restar mucha capacidad).

Basta una simple pausa de media hora conectado a un borne 22 kW para que Twingo Electric recupere hasta 80 kilómetros de autonomía en trayectos mixtos. Se trata de una gran ventaja ya que, de hecho, los bornes AC de 11 a 22 kW son los más frecuentes en el espacio público y representan la inmensa mayoría de los bornes presentes en las ciudades, terreno juego predilecto de Twingo Electric.

prueba del renault twingo electric vibes 5Para ir aún más lejos, la carga acelerada a 22 kW puede repetirse en múltiples ocasiones gracias a la refrigeración mediante agua de la batería, que la mantiene a la temperatura de funcionamiento idónea, incluso en carga.

El mejor en ciudad y muy bien en carretera

Dinámicamente, dejando al margen la inigualable experiencia que aporta su sistema de propulsión, estamos ante un modelo urbano sobresaliente. Sus reducidas dimensiones, el suave tacto de todos los mandos de control (sobre todo dirección y pedales), su amplio radio de giro y la sensación de ligereza, permiten que el Twingo se mueva como pez en el agua en ciudad y sus alrededores. Es un coche fácil de conducir y agradable de usar en líneas generales. Sí que es cierto que, por criticar algo, la dirección podía ser algo más comunicativa, pero no deja de ser un modelo urbano y, para ser justos, es un detalle al que no le darás ni la mayor importancia. En positivo, lo que sí destaca de la dirección, además de su suavidad, es su excelente radio de giro; el mejor del mercado gracias a que el motor está situado en posición trasera. Bastan 8,60 metros para que el coche dé media vuelta.

prueba del renault twingo electric vibes 6Por lo demás, aunque es un coche que no va a salir de entornos urbanos, en carretera es suficientemente estable y me ha sorprendido muy mucho su paso por curva, que resulta ágil y tremendamente eficaz. En cuanto a su aislamiento acústico, una vez que se abandonan las vías urbanas más céntricas y se circula a una velocidad en torno a los 100-120 km/h (aproximadamente), el ruido generado por la rodadura y, en menor medida, la aerodinámica, se hacen notar de manera más evidente.

Sus rivales

El mercado no plantea una larga lista de alternativas. Todas ellas me parecen menos recomendables que el Twingo. El SEAT Mii electric (comparativa), el Škoda CITIGOe iV (comparativa) y el Volkswagen e-up! (comparativa), tres modelos que pertenecen al Grupo Volkswagen y que son básicamente el mismo coche con puntuales diferencias estéticas, tienen un precio más o menos equivalente, pero no ofrecen la maniobrabilidad, la autonomía, la eficiencia, el diseño y la experiencia de conducción que nos reagala el Twingo. Por tanto, yo directamente los descartaría. Hay otra opción de un modelo prácticamente gemelo. Se trata del smart forfour EQ (comparativa), un vehículo que comparte plataforma, base mecánica, carrocería y proyecto industrial con el Twingo. También lo descartaría, pues además de ser claramente más costoso, no veo que aporte ningún valor añadido frente al Twingo, salvo que te guste más por su diseño y esta sea una razón de peso a la hora de elegir uno u otro.

prueba del renault twingo electric vibes 7Consigue el mejor precio

La versión que hemos probado se puede adquirir desde 23.750 euros (ver todos los precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado este presupuesto con su correspondiente descuento.

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir la versión y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Renault Twingo con otros modelosver opciones de Km 0.

Últimos apuntes:

– El grupo motopropulsor –motor, reductora, cargador– del Twingo, que está directamente derivado del ZOE, se fabrica en Cléon (Normandía, Francia), en las líneas en las que ya se producen los demás motores eléctricos Renault. Posteriormente, el coche se ensambla después en la planta de Novo Mesto (Eslovenia) de donde salen todas las versiones.

– Al igual que las versiones técnicas, el capó se puede desplazar hacia delante para acceder a los líquidos y la batería (ver imagen). La maniobra es rápida y sencilla; basta con desbloquear el cierre con la llave de contacto y abrir dos tiradores ubicados en la rejilla frontal para poder desplazarlo (imagen 1imagen 2). Este sistema ha mejorado si lo comparamos con las anteriores versiones; el capó está mejor ajustado y no queda tan suelto, es más fácil de encajar y desencajar, y ya no hace falta quitar ningún tipo de embellecedor para acceder a los tiradores.

– La luneta posterior hace las veces de portón (ver imagen). El tirador está situado justo en el brazo del parabrisas. Además, integra el botón para poder abrirlo (ver imagen). Soluciones ingeniosas que tienen la finalidad de simplificar algunas cosas, algo que en un coche urbano es clave por aquello de conseguir una rentabilidad sostenible.

– La toma de recarga de las baterías se sitúa en el lugar habitualmente reservado a la tapa de carburante (ver imagen). En la parte izquierda se puede ver esta toma de refrigeración.

– El habitual mando satélite de Renault es todo un clásico. Me parece sobresaliente por diseño y funcionalidad (ver imagen) y permite que el volante sólo tenga integrados los mandos del regulador de velocidad. Modelos como el Clio o el Captur, ya equipan un nuevo mando que, en mi opinión, está peor resuelto y me parece menos funcional (ver imagen).

– Me encanta el cuadro de instrumentos; ofrece toda la información de una manera clara y muy ordenada (ver imagen).

– Mandos físicos en la pantalla táctil. El que controla el volumen es giratorio. Todo un acierto (ver imagen). Hay otros que están bien agrupados, son claros y accesibles (ver imagen). Ocurre lo mismo con los mandos de la climatización; un diseño perfecto para que prime la funcionalidad y la rapidez de uso (ver imagen).

– Los ocupantes de las plazas delanteras pueden acceder a dos tomas de tipo USB y una auxiliar.  Además, en dicha zona, hay hueco en el que se puede dejar el smartphone u otro tipo de objetos (es profundo y tiene suficiente capacidad –ver imagen-). Adicionalmente, accesible para todos los ocupantes, entre los dos asientos delanteros, hay una toma de 12V.

– Los mandos físicos que nos permiten activar el regulador y el limitador de velocidad están en una zona visible y muy accesible (ver imagen). Todo un acierto en un coche urbano.

– El anclaje de los cinturones de seguridad delanteros no se puede regular en altura (ver imagen).

– Como se puede apreciar en esta imagen, la guantera, que no está iluminada, es de gran capacidad. Un detalle a valorar en un coche de este tamaño.

– Los anclajes ISOFIX de las plazas posteriores son muy accesibles para facilitar la instalación de dispositivos de retención infantil (ver imagen). El bloqueo de las puertas traseras es mecánico (ver imagen).

– El interruptor de desconexión del airbag del acompañante está situado en el lateral del salpicadero, justo en el lado del acompañante. Está accesible cuando se abre la puerta (ver imagen).

– La apertura de las ventanas traseras es de tipo compás, un detalle retro que me recuerda a los coches de tres puertas de los 90 (ver imagen). Además, también es una buena solución para reducir costes.

Conclusión

Con esta segunda vida eléctrica, el Twingo, en mi opinión, se posiciona como el mejor urbano que ofrece el mercado. Es un utilitario muy eficiente y tiene una autonomía que no plantea limitaciones para cubrir las necesidades de uso diario. Además, su radio de giro es clave para ofrecer una maniobrabilidad única en su segmento, equipa un muy buen sistema de infoentretenimiento y dispone de una configuración mecánica (motor eléctrico y tracción posterior) que deja muy claro que los eléctricos no son coches aburridos.

Noticias anteriores Marca: Renault

Coches y Concesionarios