La cuarta generación del Skoda Octavia está disponible en los concesionarios desde marzo de 2020 (ver vídeo). Inicialmente, la gama está formada por dos carrocerías (Berlina y Combi), cinco acabados (Active, Ambition, Style, Scout, RS) y una gama de motorizaciones térmicas y electrificadas; versiones de gasolina (TSI), Diesel (TDI), gas natural comprimido (G-TEC), micro híbrido o ‘Mild-Hybrid’ (e-TEC), e híbrido enchufable PHEV (iV). En esta ocasión, hemos probado la versión de gasolina de 150 CV, que mantiene un buen equilibrio en todos sus apartados. En este enlace puedes ver todas las versiones que ofrece la gama.

Exterior: gana en tamaño

El nuevo Octavia gana en tamaño para ofrecer un habitáculo más amplio y un maletero que gana 10 litros de volumen (600 litros ampliables a 1.555 litros). Con 4.689 mm, la cuarta generación del Octavia, en formato berlina, es 19 mm más larga que su predecesora. También es 15 mm más ancho (1.829 mm) y cuenta con una distancia entre ejes que mide 2.686 mm. Asimismo, tras haber ganado 5 mm, el gran espacio para las rodillas en la parte trasera es ahora de 78 mm (ver dimensiones).

Su aerodinámica ha mejorado con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 y el consumo de carburante. Con un coeficiente (cd) de 0.24, el nuevo Octavia es uno de los coches más aerodinámicos de su segmento.

La gama de colores para la carrocería está formada por un total de diez opciones. Hay ocho colores metalizados (Azul Lava, Azul Race, Azul Titanio, Blanco Luna, Gris Cuarzo, Negro Mágico efecto perla, Plata Brilliant y Rojo Velvet) y dos colores de pintura uniforme que no ofrece ningún tipo de tratamiento (Azul Energy y Blanco Candy). Nuestra unidad de pruebas, asociada al nivel de acabado Style, lucía la tonalidad Azul Energy, que es el único color que no tiene coste. El resto, son opcionales y su precio varía entre 415 y 570 euros (en este enlace puedes ver nuestra galería de imágenes).

La gama de llantas de aleación ofrece diámetros de 17 y 18 pulgadas si eliges la versión Style. Nuestra unidad de pruebas equipaba las llantas de 18 pulgadas modelo ‘Perseus’ (no tienen coste adicional). En total hay cinco modelos si tenemos en cuenta ambas medidas.

En cuanto a la monta de neumáticos, el equipamiento de serie de nuestro coche corre a cargo de un modelo Bridgestone Turanza T005 225/45 R18 91Y (ver imagen). Según Bridgestone, este neumático destaca por durabilidad y por sus buenas prestaciones en seco y mojado (vídeo). A nosotros nos han dado un buen resultado en seco y mojado en cuanto a adherencia, suavidad y ruidos.

Interior: tan completo y práctico como siempre

El Octavia es un coche muy bien hecho con argumentos más que sólidos para competir con berlinas premium de tamaño equivalente. Su interior ofrece un ambiente de calidad, solidez y buen acabado que puede ser equivalente o, incluso, superior a lo que podemos encontrar en un Volkswagen Passat. Por supuesto, en este apartado, se sitúa muy por encima de modelos como el Peugeot 508 o el Renault Talisman, pero de sus rivales hablaré al final de la prueba.

Si analizo los materiales utilizados, me gustan las texturas utilizadas en algunas zonas, la solidez de la parte más visible del salpicadero y el guarnecido de tela presente en el salpicadero. También destacan los elementos de cromo presentes en la consola central y en los tiradores de las puertas, que vienen con nuevo diseño. Los paneles de las puertas delanteras están ahora parcialmente perforados, y el botón que opera los retrovisores electrónicamente ajustables está ahora situado en el reposabrazos junto a los botones de las ventanillas eléctricas (imagen).

El nuevo volante se ha reducido a dos brazos, puede calefactarse opcionalmente y luce un embellecedor de cromo. En la variante multifunción, los botones están distribuidos de forma completamente distinta y, junto con las nuevas ruedas de desplazamiento nudosas, hacen que la operación sea aún más fácil (imagen). Un total de 14 funciones distintas pueden llevarse a cabo usando los botones y las ruedas, incluyendo – por primera vez – la activación de la calefacción del volante y la operación del Travel Assist. Opcionalmente, está disponible un volante multifunción de tres radios (no era el caso de nuestra unidad de pruebas).

En la parte baja del salpicadero hay una nueva consola central que se caracteriza por un diseño elegante y muy limpio. Integra una tira de botones que nos permite acceder a las funciones más importantes del vehículo, como el Selector de Modo de Conducción o el Park Assist. Me parece una solución mucho más acertada que la ofrecida por SEAT en el nuevo León y Volkswagen en el Golf. Es cierto que se echan en falta más mandos mecánicos, al menos en mi caso, pero todo está bien resuelto para gestionar todas las funciones con rapidez (lo más engorroso es la utilización del climatizador). También es novedad un carril táctil deslizante, situado debajo de la variante de pantalla central de 10 pulgadas. No es la solución que más me gusta, pero reconozco que es preciso y rápido de utilizar. Nos permite controlar el volumen del equipo de sonido y apagarlo si fuera necesario.

La nueva iluminación ambiental LED aporta una mayor sensación de lujo que resulta muy agradable. Ilumina de forma indirecta las puertas delanteras y el salpicadero. El conductor puede elegir entre un total de diez colores y puede incluso asignar colores distintos al panel de instrumentos y a la zona para pies. Además, los distintos colores se juntan y categorizan por símbolos, que pueden usarse para crear escenarios de luz coordinados, como el alba, el sol o las nubes (imagen). La iluminación ambiental también incluye la proyección de las letras Škoda en la calzada junto a las puertas delanteras, cuando estas se abren.

También es nuevo el sistema head-up display, que está disponible como extra opcional a partir del nivel de acabado Style (vídeo). Esta tecnología, que cada vez se está extendiendo más, proyecta la información más importante, como la velocidad, la navegación, las señales de tráfico detectadas y los sistemas de asistencia al conductor activados, directamente sobre el parabrisas, bien a la vista del conductor. Esto le permite leer dicha información sin tener que apartar la vista de la carretera. La pantalla multifunción Maxi DOT viene de serie con todos los Octavia, presentando la información en una pantalla de 4,2 pulgadas y hasta 16 colores.

En función del nivel de acabado, el Octavia equipa un sistema de aire acondicionado manual o bizona Climatronic de serie. El sistema Climatronic trizona está disponible como nueva opción extra. El parabrisas térmico es otra de las opciones y emplea una fina película conductiva de plata.

También hay otros elementos que aportan un muy buen nivel de confort, como el sistema de entrada sin llave al vehículo, que permite que cualquiera de las cuatro puertas del Octavia sea la primera en abrirse (vídeo). Además, todos los nuevos modelos vienen ahora con un botón para arrancar el motor, cuatro ventanillas eléctricas y – nuevo en Škoda – un freno de mano electromecánico, y también unas ventanillas acústicas delanteras que reducen aún más el ruido de la carretera en el interior.

Por primera vez, Škoda ofrece asientos especialmente saludables para la espalda como opción en el nuevo Octavia. Están disponibles a partir del nivel de acabado Ambition y vienen con soporte lumbar electrónicamente ajustable, así como con una función de masaje eléctrico, su altura y longitud pueden ajustarse y la superficie del asiento puede ampliarse – incluso en la variante de entrada; la calefacción es opcional. Los asientos deportivos también son opcionales y están cubiertos con una tapicería ThermoFlux especialmente respirable. Más adelante, los asientos ergonómicos también estarán disponibles con tapicería Alcántara – también en los modelos deportivos RS -, así como tapicerías de Alcántara/cuero para el Octavia Scout, y entonces también se incluirá el ajuste eléctrico con función de memoria. La versión tope de gama de los asientos ergonómicos lleva el sello de aprobación de la Campaña Alemana por unas Espaldas más Saludables, viene con una función de ventilación y revestimiento de cuero perforado, así como con calefacción de serie.

Los asientos delanteros de nuestra unidad de pruebas nos han gustado mucho por confort y calidad, aunque, al menos en mi caso, la zona lumbar podía ser algo más ergonómica y la banqueta mejoraría si tuviera regulación en longitud. Cuentan con un tapizado de cuero muy agradable, reglajes eléctricos con ajuste lumbar con tres memorias y calefacción (imagen). El puesto de conducción está muy bien conseguido para sentirse perfectamente integrado a los mandos. Se va infinitamente mejor que en un Renault Talisman, un Peugeot 508 o un Ford Mondeo.

En las plazas posteriores, tal y como he comentado al inicio de la prueba, el espacio para las piernas es muy alto y el diseño de los asientos facilitan una postura muy confortable (tan sólo se echa en falta una banqueta con regulación en longitud). Entre todo el equipamiento disponible, disponemos de climatización (se puede regular la temperatura); dos tomas de tipo USB-C y otra de 230V; una persiana retráctil integrada en cada puerta (imagen) y un apoyabrazos que incluye dos posavasos escamoteables.

Motor y transmisión: una opción en la que se impone el equilibrio

El 1.5 TSI de 150 CV me ha dejado un muy buen sabor de boca por su buen rendimiento y agrado de uso. Es una motorización suave, plana y muy refinada que responde perfectamente desde la parte más baja del tacómetro y recupera de maravilla. Quizás, los desarrollos resultan algo largos si te gusta practicar una conducción más dinámica, pero en condiciones normales y en un utilización diaria, no plantean problemas ni le quitan brillo a este motor (ver especificaciones técnicas).

El cambio manual de seis velocidades cuenta con el tacto habitual del Grupo Volkswagen con las marchas muy marcadas y buena sensación de solidez. Quizás podía tener un tacto algo más suave cuando se maneja rápido, pero es algo que ya va en función de gustos más personales. Sin haberlo probado, me aventuro a decir que, la opción automática, puede ser mucho más recomendable, y más en una berlina de estas características. El cambio DSG de doble embrague siempre es una apuesta segura.

En conducción urbana, o cuando nos movemos a baja velocidad entre primera y tercera velocidad, hay que intentar ser finos con el embrague para realizar transiciones suaves y evitar leves tirones cuando se realiza cada cambio de marcha. Es posible que la respuesta del embrague sea ligeramente brusca y que los largos desarrollos no ayuden, aunque también pueden existir otro tipo de motivos de toda la puesta a punto que se nos escapan. Cuando ya nos movemos en carretera a más velocidad y con marchas más largas, todo se desvanece.

Por consumo, este coche es una auténtica gozada. Es muy fácil conseguir medias ponderadas de entre 6,4 y 6,8 litros a los 100 kilómetros sin que obligatoriamente tengamos que practicar una conducción eficiente. En autovía la media siempre se situaba sobre los 5,5 litros (ver todos los consumos homologados). Esta versión está etiquetada con el distintivo ambiental C de la DGT.

Entre todas las soluciones tecnológicas que aporta este coche para intentar consumir lo menos posible, está el coeficiente aerodinámico mejorado, el sistema stop-start, los largos desarrollos del cambio y los útiles ‘Eco-consejos’ que se muestran en el cuadro de instrumentos. Además, el 1.5 TSI de 150 CV integra un sistema de gestión activa de cilindros que desactiva dos de sus cuatro cilindros en situaciones determinadas, algo que resulta totalmente inapreciable para el conductor en cuanto a ruidos, vibraciones y rendimiento mecánico.

Comportamiento dinámico: impecable

Cuando llega el turno de conducir, como buen Skoda, el Octavia lo hace todo bien. Para empezar, la dirección es muy suave precisa y muy comunicativa, de lo mejor que puedes encontrar en los coches de su clase. Da igual que sea en ciudad o en una carretera con muchas curvas, el Octavia se adapta a la perfección en todo tipo de entornos y trazados. En carretera, ¿qué decir? Sencillamente impecable; muy incisivo en curva, divertido de conducir si así lo deseamos, una base rodante que aporta confort y refinamiento, una estabilidad suprema a altas velocidades y un ‘devora kilómetros’ en línea recta.

Además del chasis de serie, es posible elegir entre dos opciones adicionales: una suspensión deportiva 15 mm más baja y un chasis Rough Road que proporciona una distancia al suelo 15 mm mayor. El Control de Chasis Dinámico, disponible opcionalmente y presente en nuestra unidad de pruebas, ajusta constantemente la suspensión y la amortiguación, y dispone de Selector de Modo de Conducción. Usando los controles deslizantes entre los distintos modos de conducción, ahora el conductor puede – por primera vez – cambiar los parámetros individuales, como las características de suspensión, amortiguación y dirección, o la operación de la transmisión DSG, para adaptarse a sus preferencias. Cuando se equipan con Control de Chasis Dinámico, todas las variantes ven su distancia al suelo rebajada en 10 mm; sin embargo, en el caso de la variante híbrida enchufable (PHEV), la distancia al suelo no registra cambios.

El Octavia de cuarta generación viene con varios nuevos sistemas de asistencia, algunos de los cuales se estrenan por primera vez en un modelo Škoda. El nuevo Asistente de Prevención de Colisión apoya al conductor incrementando de forma activa el impulso de la dirección en caso de colisión con un peatón, un ciclista u otro vehículo – idealmente evitando el accidente con una maniobra evasiva controlada. En los cruces, el Asistente de Giro puede detectar de forma temprana el tráfico que se aproxima cuando se gira a la izquierda, avisar al conductor o incluso detener automáticamente el coche. La Alerta de Salida avisa al conductor cuando otro vehículo o ciclista se acerca por detrás cuando se abre la puerta del coche (vídeo). Otra función nueva es la función de Alerta de Tráfico local, que avisa automáticamente cuando se producen retenciones en las inmediaciones del coche, como el final de un atasco.

Muchos sistemas de asistencia adicionales celebran su estreno en el Octavia, o han sido actualizados. La función Area View proporciona una vista de los alrededores del coche durante el aparcamiento o las maniobras. El Side Assist avisa al conductor de los vehículos que se acercan por detrás o que están en el ángulo muerto del coche a distancias de hasta 70 m, ayudando así a prevenir eficazmente accidentes potenciales en autopistas y vías de doble carril. En la ciudad, el Front Assist con Protección Predictiva de Peatones y Ciclistas avisa de una colisión potencial de forma visual, acústica y frenando suavemente, o ralentizando automáticamente el coche en caso de emergencia (vídeo).

El Control de Crucero Predictivo es una versión actualizada y mejorada del Control de Crucero Adaptativo (ACC). Ahora, ajusta automáticamente la velocidad del coche en función de los vehículos que tiene por delante, a velocidades de hasta 210 km/h. En combinación con una transmisión DSG, puede incluso detener el coche por completo y volver a arrancar en menos de 3 segundos. Además, la nueva versión predictiva también usa imágenes de la cámara del parabrisas y datos del sistema de navegación para detectar restricciones de velocidad y curvas, y así ajustar automáticamente la velocidad de forma anticipada.

El nuevo ACC, junto con las versiones actualizadas del Reconocimiento de Señales de Tráfico y Lane Assist (que ahora también es capaz de identificar obras en la calzada), así como Traffic Jam Assist y Emergency Assist, forman el sistema Travel Assist. Usando Hands-on Detect, este sistema también comprueba – al menos cada 15 segundos – si las manos del conductor están tocando el volante de forma consistente o si ya no tiene el control del vehículo debido a una potencial emergencia médica. Si se produce una emergencia, el Emergency Assist puede detener el coche en su carril. Si no fuera posible evitar un accidente a pesar de los numerosos sistemas de asistencia, la función proactiva Crew Protect Assist prepara el coche, así como sus ocupantes, para la inminente colisión frontal o trasera, o incluso para un vuelco, cerrando automáticamente las ventanas y el techo panorámico, y tensionando los cinturones de seguridad, por ejemplo. En caso de colisión, los ocupantes también están protegidos por hasta nueve airbags, incluyendo un airbag para las rodillas del conductor y airbags laterales traseros. Tras la colisión, el Freno Multicolisión evita que el vehículo siga circulando de forma incontrolada.

Otra gran aportación para practicar una conducción más segura son los faros delanteros Matrix full LED, cada uno de los cuales contiene un módulo para las luces cortas y largas. Cada módulo contiene 22 LEDs que pueden controlarse individualmente para generar un haz de luz de varios segmentos. Esto permite a los conductores tener las luces largas encendidas en todo momento sin deslumbrar a los otros usuarios de la vía. La cámara sobre el parabrisas detecta los vehículos, así como las personas y los objetos que reflejan la luz, y la tecnología de iluminación inteligente apaga automáticamente los segmentos individuales del haz de luz. Los faros delanteros también proporcionan distintos modos de luz para varias situaciones y condiciones meteorológicas, como la conducción en ciudad, en autopista o bajo la lluvia – y vienen con una función animada Coming/Leaving Home. Esta enciende y apaga automáticamente ciertas partes de los faros delanteros y de los faros traseros full LED opcionales en una secuencia específica cuando se entra o sale del coche. Los faros traseros full LED vienen con elementos cristalinos iluminados e intermitentes dinámicos.

Conectividad: un paso más para adaptarse a los nuevos tiempos

Hay una selección de cuatro sistema de infoentretenimiento distintos de la última generación de la plataforma modular de infoentretenimiento del Grupo Volkswagen. Incluso el sistema de entrada Swing viene con una pantalla táctil de 8,25 pulgadas que puede personalizarse. Los smartphones pueden emparejarse sin cable con tecnología SmartLink y Android Auto, Apple CarPlay p MirrorLink, ofreciendo acceso a aplicaciones de infoentretenimiento como la meteorología o nuevas aplicaciones. Para este fin, el Octavia siempre está conectado gracias a su tarjeta eSIM integrada.

Tanto el sistema de infoentretenimiento Bolero, para el que más tarde podrá activarse una función de navegación, como el sistema de navegación Amundsen, tienen pantallas táctiles de 10 pulgadas. Pueden operarse usando control gestual o verbalmente, gracias al Laura Škoda Digital Assistant, que entiende frases completas bien articuladas en seis lenguas distintas. Los mapas de actualizan en línea, y la radio internet y los servicios de streaming para música y TV, como el opcional Škoda Media Command, también están disponibles. El sistema de infoentretenimiento tope de gama Columbus también tiene una pantalla táctil de 10 pulgadas y puede mostrar los mapas del sistema de navegación con un nivel de zoom distinto en la Cabina Virtual. Esta nueva función puede ajustarse usando el botón deslizante situado debajo de la pantalla, que también controla el volumen.

El sistema multimedia, por resolución de pantalla y software, está claramente un paso por detrás del SEAT León. No en vano, la interfaz me ha parecido sencilla y accesible, y tampoco hay nada que objetar en cuanto a rapidez de uso y respuesta al tacto.

El nuevo Octavia también equipa la última generación del panel de instrumentos digital e individualmente personalizable viene con una pantalla de 10,25 pulgadas y es ahora aún más intuitiva. Se puede elegir entre cuatro configuraciones distintas –Basic, Classic, Navigation y Driver Assistance Systems – y especificar el contenido deseado usando los controles del volante multifunción. La resolución tampoco llega al nivel del cuadro que ofrece el SEAT León, pero igualmente es más que aceptable. El diseño, como es norma en Skoda, es claro y nos permite acceder a mucha información y visualizar el sistema de navegación si así lo deseamos.

La conectividad del nuevo Octavia es muy avanzada. Buena prueba de ello es la eSIM, que proporciona acceso a los servicios móviles online de Škoda Connect (registro y activación desde el vehículo). Estos incluyen la eCall, que es obligatoria en la UE y pide automáticamente asistencia de emergencia en caso de accidente, y el Servicio Proactivo (llamada de avería), que transmite la posición y el estado del vehículo al servicio de reparación en caso de problemas técnicos. El informe de estado del vehículo reúne automáticamente datos importantes cada vez que se apaga el motor. Además, el Servicio Proactivo puede mantenerse en contacto con el taller, permitiendo trasladar las notificaciones de servicio, concertar visitas de servicio o transmitir datos relevantes en caso de avería.

También, mediante la aplicación Škoda Connect, se puede saber si el vehículo está cerrado, e incluso bloquearlo remotamente. Asimismo, se puede consultar también el consumo de combustible o la autonomía restante (vídeo).

El servicio ŠKoda Connect permite a los propietarios, por ejemplo, recuperar información y los datos de conducción del vehículo, mostrar la ubicación del coche cuando está estacionado y activar la función Honk & Flash por control remoto, permitiendo encontrar fácilmente al Octavia en un aparcamiento, así como cerrar y abrir las puertas y cerrar las ventanas abiertas. Los servicios de Infoentretenimiento Online, respaldados por datos online, ofrecen cálculos de ruta, información de tráfico en tiempo real así como ayuda para buscar gasolineras y plazas de aparcamiento. Para los servicios en streaming o para poner un punto de acceso Wi-Fi para los pasajeros, el coche puede ser fácilmente suministrado con paquetes de datos.

El habitáculo ofrece hasta cinco puertos USB-C para recargar y conectar dispositivos multimedia y llaves USB al sistema de infoentretenimiento. Dos puertos USB-C delante de la consola central vienen de serie, mientras que los otros dos en la parte trasera junto con un enchufe de 230 V y el puerto USB-C en la consola de techo, encima del espejo retrovisor, están opcionalmente disponibles. Gracias a la Phone Box opcional, los smartphones pueden cargarse de forma inductiva y emparejarse con la antena exterior del vehículo (vídeo). El interior, acústicamente optimizado, y el nuevo sistema de sonido ‘Canton’ opcional garantizan una experiencia de audio perfecta (cuesta 660 euros).

Equipamiento: soluciones inteligentes

Škoda ha ampliado la lista de soluciones prácticas o ingeniosas típicas de la marca (comercialmente se denominan ‘Simply Clever’). Entre las novedades que encontramos en el nuevo Octavia, cabe destacar el cómodo tubo de llenado para el AdBlue, que permite llenarlo usando un sistema de bomba tobera de camión. Los dos bolsillos de almacenamiento para smartphones en los respaldos delanteros también son nuevos en Škoda (imagen).

El paquete Sleep, que también puede encontrarse en otros modelos Škoda, también se estrena en el Octavia, aportando dos cómodos reposacabezas de mayor tamaño y una manta para la banqueta trasera. Además, las nuevas persianas retractables para las ventillas traseras permiten bloquear la luz del sol (vídeo). Las nuevas redes de maletero SigmaQuick son mejores y más prácticas de usar, ya que las redes son especialmente fáciles de abrir. Los cierres de seguridad para niños de las puertas traseras pueden operarse eléctricamente, por lo que no es necesario salir del coche (los de nuestra unidad eran mecánicos). El compartimento para almacenar el paraguas y el cepillo en las puertas delanteras es nuevo (imagen).

Otras nuevas características del Octavia incluyen el embudo integrado en la tapa del depósito de líquido limpiaparabrisas y conductos de agua en el parabrisas, que permiten drenar el agua de lluvia de forma óptima, contribuyendo así a reducir al máximo el arrastre.

Hay otras soluciones ya conocidas que resultan sumamente prácticas, como el portón de apertura y cierre eléctrico (ver imagen), y la barra de remolque retractable, que se puede desbloquear eléctricamente desde un mando ubicado dentro del propio maletero (ver imagen).

Sus rivales

El nuevo Octavia está a un nivel tan alto, es tan buen coche, que hay que compararlo con las opciones premium alemanas y dejar de lado a las alternativas de marcas generalistas. En este último caso, tal y como se puede apreciar en las comparativas que hemos realizado, el Skoda no sólo es mejor opción que cualquiera de las siguientes alternativas, sino que es claramente más barato. Lo hemos comparado con el Peugeot 508 (comparativa), Renault Talisman (comparativa), Opel Insignia (comparativa), Ford Mondeo (comparativa), y Mazda6 (comparativa).

Frente a los modelos más costosos del mercado, el Skoda no desentona en absoluto en cuanto a calidad de producto, por lo que no veo necesario pagar más por tener un coche incluso inferior en muchos apartados. Por tanto, el nuevo Octavia puede ser mejor opción que un Audi A4 (comparativa), BMW Serie 3 (comparativa) y Volkswagen Passat (comparativa).

Consigue el mejor precio

Esta versión se puede adquirir desde 26.950 euros (ver precios). Puedes solicitar un presupuesto de manera gratuita y sin ningún tipo de compromiso (es rápido y muy sencillo). Elige una versión e introduce el código postal de tu localidad. Al instante, te mostraremos el mejor precio del concesionario más cercano (también puedes calcular el precio del seguro). Nosotros hemos configurado un presupuesto eligiendo el acabado Style y hemos conseguido un muy buen descuento (ver presupuesto).

Adicionalmente, puedes utilizar nuestro comparador de acabados para elegir el nivel de acabado y los opcionales que más te interesen. También puedes comparar el Skoda Octavia con otros modelosver opciones de Km 0.

Más detalles interesantes:

– Un detalle muy práctico; el Octavia puede equipar una barra de remolque eléctricamente retractable (imagen).

– El depósito de líquido limpiaparabrisas integra un embudo para facilitar el llenado del mismo.

– Todas las puertas disponen de soportes para botellas de 1,5 litros. En la del conductor hay una pequeña papelera, un detalle muy típico de Skoda (imagen).

– El maletero es muy capaz y práctico (imagen). Ofrece diferentes soluciones para organizar y/o sujetar mejor la carga; una red, ganchos para bolsas, una moqueta reversible (una de las caras es de un material plastificado y la otra es del mismo textil con el que está guarnecido el maletero) y una bandeja enrollable que se sitúa por debajo de la que se abre solidariamente con el portón (tiene tres posiciones prefijadas y puede servir para dejar objetos con poco peso; por ejemplo, un abrigo). El portón es eléctrico (algo casi obligatorio en un coche de este tipo).

– Las plazas delanteras disponen de un práctico soporte para vasos. Además, gracias su persiana integrada, podemos guardar pequeños objetos sin que queden a la vista.

– El Skoda Octavia dispone de anclajes ISOFIX en el asiento del acompañante y en las plazas traseras (vídeo). Tienen tapa y son muy accesibles.

– Los cinturones de las plazas delanteras cuentan con regulación en altura (imagen).

– El asistente de estacionamiento es muy útil; equipa sensores en la parte delantera y trasera, y cámara de visión trasera que muestra la imagen en la pantalla multifunción.

– No puede faltar la habitual pinza para tickets de Skoda situada en el pilar A. Muy práctica (ver imagen).

– El motor ofrece una presentación muy cuidada. La tapa que cubre el motor no tiene ningún tipo de emblema como ya ocurre con otros modelos del Grupo Volkswagen. Probablemente, por reducción de costes (imagen).

– La tapa del depósito de carburante integra un rascador de hielo y un medidor del perfil de los neumáticos (imagen).

– El capó equipa dos telescópicos para facilitar su apertura. Un muy buen detalle (imagen).

– A la altura de las luces antiniebla hay una entrada de aire para mejorar la aerodinámica (imagen).

Ficha de la unidad probada.

Conclusión

El Škoda Octavia es una apuesta segura, pues es una berlina que está a un gran nivel en todos sus apartados y logra sobresalir claramente frente a todos sus rivales. Además, como ya es marca de la casa, equipa un motón de soluciones ingeniosas que nos hacen la vida mucho más fácil. Por lo demás, tiene un buen conjunto mecánico, un comportamiento impecable, un confort de marcha que nos dice a las claras que estamos ante un gran coche y un precio que sigue siendo imbatible. La opción de gasolina de 150 CV destaca por su equilibrio y puede ser aún más interesante si optas por la transmisión automática de doble embrague.

Noticias anteriores Marca: Skoda

Coches y Concesionarios