El Subaru Impreza es la versión compacta tradicional del XV (básicamente ambos modelos son el mismo coche). Las diferencias únicamente se centran en leves cambios estéticos y la altura respecto al suelo que, en el caso del Impreza, es menor. Este modelo, que se comercializa con una única combinación mecánica, se puede adquirir desde 22.500 euros (conseguir el mejor precio).

El salto de calidad que necesitaba

La quinta generación del Impreza está disponible en los concesionarios desde abril de 2018. Entre sus características más destacadas, hay que resaltar la utilización de la nueva plataforma global Subaru (SGP, Subaru Global Platform) que mejora ostensiblemente la seguridad, el confort de marcha y la agilidad. El uso de esta plataforma elimina prácticamente las vibraciones que llegan al volante, a los asientos o al suelo del habitáculo. La rigidez torsional del chasis es un 70 por ciento superior y también son más rígidos los puntos de conexión de la suspensión con la carrocería, lo que se traduce en una superior estabilidad y calidad de rodadura. Además, la nueva plataforma permite situar el centro de gravedad 5 mm más bajo, mejorando el comportamiento dinámico y, obviamente, la seguridad activa.

Como es norma en Subaru, el acabado de la carrocería resulta impecable, con un tacto de todas las puertas muy cuidado y con unas tolerancias entre piezas que denotan claramente la calidad de este coche. Si hay que destacar algo de su equipamiento, cabe mencionar que todos los grupos ópticos disponen de tecnología LED. En el caso de las delanteras, el alumbrado es adaptativo y dispone de un asistente automático de cambio de largas a cortas. También nos gustan las llantas de aleación de 17 pulgadas. Muy deportivas.

Gana en tamaño y lo aprovecha de manera más inteligente

Con respecto a la anterior generación, es más largo, ancho y bajo. Lo más importante es que estos cambios se aprovechan de manera inteligente: aumenta donde hay que ganar espacio, disminuye donde conviene ahorrarlo y conserva las mismas cotas allá donde merece la pena dejar las cosas como estaban. Por ejemplo, si comenzamos con una vista de perfil, la longitud total del nuevo Impreza crece hasta situarse en 4.460 mm. Esto supone 45 mm más que antes, de los que 25 se deben al aumento de distancia entre ejes, 15 al aumento de la distancia del eje delantero al paragolpes y 5 a la misma cota en el tren trasero. Al aumentar la distancia entre ejes — de 2.645 a 2.670 mm — , los pasajeros traseros que ahora tienen 26 mm de espacio longitudinal desde la cadera hasta los pies.

La anchura exterior (sin incluir los retrovisores) es ahora de 1.775 mm, lo que significa un aumento de 35 mm. El detalle de los retrovisores es importante porque, si se incluyen, el nuevo Impreza tiene exactamente la misma anchura que el anterior. Dicho de otra manera, los 35 mm más de anchura están en la carrocería y se aprovechan de manera mucho más eficiente. Un vistazo más en profundidad nos permite contemplar en detalle que la habitabilidad mejora considerablemente en el nuevo Impreza, por lo que todos los pasajeros disfrutarán de un mayor confort. Así, la anchura en las plazas delanteras crece 29 mm y 34 en las traseras. De hecho, las banquetas de los asientos delanteros están ahora 21 mm más separadas. Como los pequeños detalles son asimismo importantes, también hay más anchura en el piso del habitáculo: el uso de la plataforma SGP permite desplazar hacia el exterior determinadas canalizaciones, ganando hasta 17 mm de anchura a cada lado en la zona delantera y nada menos que 72 mm en la trasera. Igualmente se han ganado 21 mm de espacio extra para las rodillas de los pasajeros. Gracias a ello, el movimiento de los pies y las piernas de los ocupantes es más relajado (ver dimensiones).

También el maletero sale beneficiado de este crecimiento a lo ancho. Ahora hay 1.090 mm (+20) entre los pasos de rueda del tren trasero, mientras que el rediseño del portón trasero trae consigo una ventaja adicional importante: la anchura disponible para introducir objetos en el maletero es ahora de 1.039 mm (+9 mm) en su punto máximo y de 1.034 mm (+100 mm) en la base de carga. La capacidad del maletero viene determinada por el tipo de rueda de repuesto que lleva el nuevo Impreza: en caso de escoger un neumático normal, se conservan los 310 litros; en caso de llevar una rueda de emergencia, hay 345 litros disponibles (+5 litros); por último, con un kit antipinchazos, la capacidad es de 385 (+5). Por supuesto, el respaldo de los asientos traseros es abatible por partes asimétricas 60/40.

Aunque el nuevo Impreza es 10 mm más bajo, por lo que se siguen disfrutando de 1.010 mm de altura desde la banqueta hasta el techo en las plazas delanteras. Esto es posible gracias a que la banqueta de los asientos está ahora también 10 mm más baja. El diseño de la carrocería permite que en las plazas traseras se hayan ganado 9 mm más para los pasajeros, llegando ahora a 966 mm desde la banqueta hasta el techo.

Un interior que transmite muy buenas sensaciones

Desde el primer momento se nota que este coche es mucho mejor que el anterior, incluso da la sensación de reinar en otra categoría. Todos los materiales son buenos (al menos los más visibles) y el ajuste y la solidez de todo es realmente impecable. Sin duda, el Impeza es uno de esos coches que agradan mucho por lo bien hecho que está.

Una vez situado en el puesto de conducción, destaca la calidad de fabricación del volante multifunción. La instrumentación es muy fácil de leer gracias a que tiene un diseño más tecnológico y premium, integrando los relojes tradicionales con agujas —a la izquierda el cuentavueltas, a la derecha el velocímetro— y una pantalla multifunción de alta definición en el centro. En la parte alta del salpicadero, culminando la consola central, también la pantalla LCD aumenta de tamaño para hacer más fácil la lectura de los gráficos que, además, ahora tienen un diseño más realista. En la consola, por su parte, destaca la unidad central del salpicadero, con una gran pantalla de 8” del sistema multimedia integrado con el módulo de la climatización. No ofrece la interfaz más moderna del mercado ni el sistema más avanzado, pero resulta correcta y todo el sistema funciona con fluidez. Este sistema multimedia y de infoentretenimiento es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Una combinación mecánica que cumple adecuadamente

Este modelo únicamente se comercializa con una combinación mecánica; un motor de gasolina de 1.6 litros y 115 CV asociado a una transmisión automática de variador continuo y a un sistema de tracción integral. Valorándolo todo en su justa medida, puede ser una opción muy interesante si tenemos en cuenta que las prestaciones son las que son y que no se pueden hacer milagros. Si se practica una conducción normal, respetuosa con la normativa y exenta de constantes aceleraciones, esta opción puede ser muy razonable. Su arquitectura bóxer no supone una ventaja o desventaja en ningún apartado, y, en teoría, es clave para bajar el centro de gravedad y conseguir una mejor estabilidad (ver especificaciones técnicas).

El cambio automático de tipo CVT no es el mejor aliado para sacar el máximo partido al motor, pero aporta una aceleración suave y constante.

Esta motorización cumple con la normativa de emisiones Euro 6D-Temp y dispone de serie de un sistema Auto Stop Start que contribuye a reducir consumo y emisiones de manera significativa. Y ya que hablamos de consumo, según nuestras mediciones, esta versión se conforma con un registro de 6,8 l/100 km en carretera y de 7,7 /100 km en ciudad. Sus emisiones de CO2, bajo el último criterio de homologación, son de 145 g/km. Y un detalle más: el depósito de combustible tiene ahora 50 litros de capacidad, cinco menos que antes. Un pequeño detalle para reducir peso (ver consumos homologados).

Estrena plataforma para situarse en lo más alto

El empleo de la nueva plataforma SGP aporta también numerosas ventajas en cuanto a confort de marcha y comportamiento dinámico. Por un lado, la mayor rigidez del chasis reduce en gran medida las vibraciones, el ruido y las asperezas que llegan al habitáculo, logrando un grado de confort muy superior a lo habitual en esta categoría. Por otro, con la introducción de la plataforma global Subaru, la geometría de la suspensión se ha renovado tanto en la parte delantera como en la trasera y también ha aumentado la rigidez de los soportes de la suspensión. Esto garantiza que los amortiguadores trabajen de manera más eficiente a la hora de absorber los baches, con una flexión mínima para asegurar el correcto contacto de las ruedas con el asfalto y, por tanto una superior precisión de manejo.

Asimismo, se han modificado los anclajes de las barras estabilizadoras de ambos ejes: en el tren delantero pasan del brazo de la suspensión a la columna McPherson mientras que en el tren trasero se montan directamente en el chasis, reduciendo las vibraciones a la mitad. Todo ello se traduce en un menor balanceo y cabeceo de la carrocería al abordar las curvas y una precisión muy superior a realizar rápidos cambios de apoyo, por ejemplo ante una situación imprevista que obligue a dar un volantazo. El coche responde fielmente a las exigencias del conductor.

También se han añadido materiales aislantes en determinados puntos clave de forma que se crea un ambiente a bordo más agradable para charlar o escuchar música. Las vibraciones en el piso del habitáculo o en el volante son ahora mucho menores y tanto en los asientos delanteros como en los traseros resulta mucho más fácil mantener una conversación, ya que la calidad acústica es ahora muy superior. Todo ello da como resultado una calidad de rodadura excepcional.

Más seguro

Si hablamos de equipamiento para poner el broche de oro a esta prueba, toca hablar de seguridad. Y es que, el Subaru Impreza, equipa la tercera generación del sistema Eye Sight, que incluye nueve funciones: aviso de colisión, frenada pre-colisión, asistencia a la frenada pre-colisión, control de crucero y de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, permanencia en el carril, control del acelerador, aviso de derrapado y aviso de avance del coche delantero. El sistema de seguridad preventiva EyeSight emplea dos cámaras HD estereoscópicas con sensores CMOS montadas a ambos lados del espejo retrovisor interior para monitorizar las condiciones del tráfico (ver imagen). Básicamente es como contar con un par de ojos extra que asisten al conductor en condiciones críticas, previenen o mitigan las consecuencias de un posible accidente ante eventuales distracciones y ofrecen una conducción más segura y confortable. EyeSight detecta y reconoce objetos tales como vehículos y sus luces de frenado, peatones y ciclistas y reacciona únicamente después de avisar al conductor previamente, actuando en conjunto sobre el motor, la transmisión y el sistema de frenos en el caso de que el conductor no tome una acción evasiva, no aplique la fuerza de frenado suficiente sobre los pedales o, simplemente, no frene en absoluto. EyeSight no es un sistema autónomo, sino un asistente a la conducción, cuyo fin, es limitar significativamente el riesgo de sufrir un accidente derivado de situaciones específicas a través de la aplicación de sus funciones principales (consultar todo el equipamiento disponible de la unidad probada).

Puedes utilizar nuestra herramienta para comparar hasta tres niveles de acabado.

Conclusión

No cabe duda que Subaru sigue siendo una marca diferente y muy especial. Y vender algo diferente, que además es muy bueno, es un valor añadido muy importante en un momento en el que todos los coches parecen prácticamente gemelos en lo estético y tecnológico. El Impreza es un coche muy bien hecho que transmite calidad al tocarlo y conducirlo. Además, cuenta con ese sello de fiabilidad que Subaru se ha ganado a pulso a lo largo de los años. En el apartado mecánico se echa en falta más motores con un mayor empaque, pero el que ofrece la gama resulta bastante correcto y aseado para practicar la conducción normal que realizamos la inmensa mayoría de los conductores en el día a día. Por lo demás, es un coche muy satisfactorio en cuanto a conducción, confort de marcha, calidad de fabricación, habitabilidad y equipamiento. Una compra muy recomendable.

Noticias anteriores Marca: Subaru

Coches y Concesionarios