El siete veces campeón de la Fórmula 1 sigue recluido en su casa.