<![CDATA[

El tiempo y la precisión están en su ADN, en cada línea de su diseño y en el centro de su funcionamiento. Así son ambas marcas de lujo: TAG Heuer y Porsche, dos clásicos que se unen para hacer honor a su filosofía con el TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph. La historia de estas empresas se ha forjado gracias a dos mentes visionarias que apostaron por la innovación y la tecnología de vanguardia. Edouard Heuer creó el primer cronógrafo, mientras que Ferdinand Porsche inventó un motor eléctrico incorporado en la rueda.

Sin embargo, la asociación de las firmas se vio con los descendientes de estas personalidades. Ferdinand Anton Ernst, hijo de Ferdinand, fundó en 1948 la marca automovilística Porsche, que posteriormente se distinguió en los circuitos de carreras de todo el mundo, especialmente, en la Carrera Panamericana de 1954, por lo que, en honor a su victoria, Porsche renombró como “Carrera” al vehículo más potente que tenía en aquel momento. Jack, bisnieto de Edouard Heuer, en 1963 diseñó el primer cronógrafo Heuer Carrera para que los pilotos checaran la hora de un vistazo. Esta fue la entrada para crear el Heuer Mónaco, el primer reloj cronógrafo automático con forma cuadrada y hermético al agua, cuyo nombre aludía al Gran Premio de Mónaco y al Rally de Montecarlo, donde el Porsche 911 resultó ganador tres veces: 1968, 1969 y 1970. Las innovaciones del Heuer Mónaco repercutieron en los costos para la empresa, por lo que Jack Heuer estableció un acuerdo de patrocinio con el piloto de carreras y distribuidor de Porsche, Jo Siffert, lo cual marcó el inicio del posicionamiento de Heuer con los pilotos, pues a finales de 1969 la mitad del paddock de F1 portaba relojes Heuer.

“TAG Heuer y Porsche tienen en común, por supuesto, una historia y unos valores, pero lo principal es que compartimos también una actitud. Al igual que Porsche, nos mueve un corazón disruptivo, siempre apostado por un alto rendimiento. Con esta alianza, TAG Heuer y Porsche aúnan por fin oficialmente sus esfuerzos tras décadas de estrechos contactos, y crearán productos y experiencias únicos para clientes y aficionados que se apasionen por nuestras marcas y por lo que representamos”.

A mediados de los 80, la marca suiza Heuer fue adquirida por TAG Group. Luego de esto, TAG Heuer y Posche desarrollaron el motor TAG-Porsche, con el que la escudería McLaren obtuvo tres títulos mundiales de Fórmula 1: el de Niki Lauda, en 1984, y dos de Alain Prost en 1985 y 1986. La relación de estas marcas continuó en diversos eventos deportivos como el Campeonato de Fórmula E, de monoplazas eléctricos, e inclusive en el tenis y el golf. En 2021 se consuma la colaboración con el diseño del TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph. Frédéric Arnault, CEO de TAG Heuer, expone:

“La fuerte amistad de nuestra marca con TAG Heuer existe desde hace décadas, y me hace inmensamente feliz que ahora estemos dando los siguientes pasos en el marco de una asociación estratégica”.

Por su parte, Detlev Von Platen, del Comité Ejecutivo de Ventas y Marketing de Porsche AG, manifiesta:

El cronógrafo TAG Heuer Carrera Porsche presenta un diseño dinámico y audaz en el que integra los colores: rojo, negro y gris, al evocar los modelos Heuer históricos. Su escala taquimétrica grabada en el bisel muestra rasgos inspirados en el Porsche Carrera. A través del cristal de zafiro, en el fondo de la caja de acero de 44 mm que rememora el volante del Porsche, se observan impresas las marcas Porsche y TAG Heuer. Mientras que la esfera muestra un efecto similar al asfalto, que refleja la pasión por la carretera, en tanto que los dígitos arábigos añoran el cuadro de mandos de los vehículos de la automotriz alemana. Para beneplácito de los seguidores de las marcas, este cronógrafo de edición especial se dispone en una presentación con una correa en piel de becerro repujada en tono negro, con costuras a mano, o bien, con un brazalete de acero inoxidable con forma de H. Por supuesto, la precisión es un aspecto invaluable, por lo que el TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph presenta un movimiento de manufactura Heuer 02 con una reserva de marcha de 80 horas; así como tres contadores: de horas, minutos y segundos, con agujas pulidas chapadas en rodio. Así, en esta colaboración TAG Heuer y Porsche se fusionan, pero conservan su identidad y coinciden con el lema de Jack Heuer: “El tiempo nunca para, ¿Nos pararemos nosotros?”.

]]> Expansión MX