ya llego la marca mg arranca en mexico con tres modelos y seis concesionarios<![CDATA[

MG Motors llega a México con el objetivo de conquistar el 1.5% del mercado en los siguientes 12 meses. Para lograrlo, en medio de una pandemia que ha reducido en 30% las ventas del sector, la marca diseñó una estrategia que consiste en entrar a los segmentos más calientes del mercado, con precios competitivos y un nivel de equipamiento que incluye pantallas de 10.1 pulgadas, cámara de reversa 360, techo panorámico y motores turbo. La marca de origen inglés, ahora propiedad del conglomerado chino SAIC Motor, ofrecerá planes de financiamiento de la mano de Banorte, que en la fase de lanzamiento incluirán una tasa de interés de 5.5% y ninguna comisión por apertura.

José Ángel Sánchez Muñoz, director de ventas y de desarrollo de red de SAIC Motor México, detalló en entrevista que los primeros seis concesionarios abrirán esta semana en Ciudad de México (1), Estado de México (1), Nuevo León (3) y Quintana Roo (1). En noviembre abrirán dos más y en diciembre seis. Cada concesionario requirió una inversión promedio de 20 millones de pesos. Entre los grupos de distribuidores que participaran en la primera etapa están Grupo Andrade, Grupo Excelencia y Grupo Montejo. La oferta de modelos está compuesta por tres vehículos: MG5, un sedán subcompacto que competirá de frente con Chevrolet Onix, Kia Rio sedán y Nissan Versa; MG ZS, un SUV del segmento B que competirá con modelos como Volkswagen T-Cross, Kia Seltos y Nissan Kicks; y MG HS, un SUV compacto que competira con Honda CR-V, Toyota RAV4 y Kia Sportage. Tanto el sedán como el SUV pequeño tendrán un motor de 1.5 litros, aspirado naturalmente, de 113 caballos; mientras que el SUV compacto se ofrecerá con dos motorizaciones turbo, de 1.5 litros y 166 caballos y de 2 litros y 226 caballos. Los precios del sedán MG5 irán de los 245,900 pesos a los 319,000 pesos; los del SUV pequeño de 285,900 hasta 378,900 pesos, y los del SUV más grande de 488,900 a 549,900 pesos. En una primera fase, estos modelos serán importados de China, pero la empresa no descarta ensamblarlos en México en un mediano plazo, en una planta que pudiera montar en el norte del país. La marca ofrecerá una garantía de siete años en tren motriz, los siete primeros servicios sin costo y siete años de asistencia vial. En una segunda fase de expansión, la marca analiza incursionar en el segmento de los monovolumen y el segmento premium. También introducirá motorizaciones híbridas y eléctricas, como la versión de baterías del SUV MG ZS. La marca llega al mercado mexicano en medio de la crisis económica más profunda que ha enfrentado el sector automotriz y con alrededor de 40 marcas competidoras peleando por un mercado que este año se contraerá 30% y que cerrará por debajo del millón de unidades. “Sabíamos que llegaríamos en un entorno delicado, pero no es un plan que surgió de la noche a la mañana. Hemos estado trabajando en esto desde principios de año y aunque la pandemia retrasó un poco la estrategia, ya estamos aquí”, dice Sánchez Muñoz.

]]> Expansión MX